En un esfuerzo por recuperarse de la crisis, Uber ha comenzado a lanzar diversas opciones para garantizar (en todos los sentidos) la seguridad en sis viajes, y ahora una de estas nuevas funciones ha llegado a territorio mexicano.

La mala racha de Uber

En su informe financiero del primer trimestre Uber reportó ingresos por 3 mil 543 millones de dólares entre enero y marzo de 2020, lo que superó las expectativas de los especialistas.

Aunque la cifra no es mala, la realidad es que la empresa también registró una pérdida de 2 mil 940 millones de dólares, rubro que había logrado contener en sus pasados informes.

Esto llevó a la plataforma de transporte a tomar decisiones relacionadas con recortes y cierres. on la intención de minimizar estas pérdidas, la firma anunció, de acuerdo con The Verge, recortes en su plantilla laboral equivalentes al 14 por ciento con lo que cerca de 3 mil 700 colaboradores fueron notificados de su salida de la empresa mediante una llamada vía Zoom.

A esto se sumó una nueva ola de despidos. De acuerdo con un reporte de The Wall Street Journal y Reuters, el recorte asciende a 3 mil empleos a nivel global, el cual también contemplaba el cierre de  oficinas en distintos puntos del planeta.

El recorte de Uber llegó a México. Cuando menos así se informó a través de El Universal, medio que citando a Dara Khosrowshahi, CEO de la empresa, destacó que las oficinas de Uber ubicadas en Monterrey y Guadalajara cerrarán como parte del plan de reorganización de la compañía luego del coronavirus.

Movimientos para incrementar viajes

Ante estas cifras, Uber no sólo tendrá que modificar su operación en términos de la estructura de negocio.

Con niveles de movilidad aún bajos, la empresa deberá de garantizar la seguridad de sus pasajeros para que su servicio se mantenga como una opción confiable en medio del proceso de desconfinamiento.

Uber ha estado reforzando su estrategia de comunicación y marketing en las últimas semanas en México con el fin de establecer un contacto más cercano con sus clientes y, de esa forma, proyectar una imagen de mayor seguridad y confianza en su servicio.

Un ejemplo de ello es que envía notificaciones a los usuarios en la que difunde de manera particular algunas de las medidas que comprenden su programa de ‘Estándares de seguridad’; entre las que se destacan está la relacionada con el hecho de que ahora los ‘socios conductores deben confirmar que no presentan síntomas (de COVID-19) y que limpiaron el automóvil antes de conducir”.

Lo cierto es que la seguridad en términos de salud no es lo único que preocupa a clientes y a conductores.

Desde antes de que se desatará la emergencia sanitaria, la plataforma ya padecía una crisis relacionada con la seguridad que ofrecía tanto a sus colaboradores como pasajeros.

Viajes grabados

Con la intención de entregar mayores garantías al respecto, Uber acaba de habilitar en Mexico una herramienta que permitirá grabar el audio de cada viaje, misma que de momento está disponible en la ciudad de Monterrey.

Esta novedad, no estará disponible para enviar mensajes de voz. Su verdadera aportación se traducirá en la posibilidad de grabar los sonidos en cada servicio con el fin de generar un respaldo sobre lo que sucedió en el viaje.

Esto servirá como evidencia, tanto para el conductor como para el cliente, al momento de levantar un reporte, por lo que será hasta ese momento que los equipos de soporte podrán escuchar el contenido y, en caso de que la situación lo amerita inhabilitar el acceso a alguna cuenta en función de lo establecido en las Guías Comunitarias Términos y Condiciones y Política de Privacidad de Uber.

La idea es identificar si durante el trayecto hubo algún comentario inapropiado por parte del cliente o del socio conductor.

Esta nueva herramienta se suma a la implementación del del código PIN y de RideCheck que buscan entregar mayores garantías de seguridad.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299