• Cinemex aseguró que, hasta ahora, ha podido mantener a sus 15 mil empleados con goce de sueldo

  • Sin embargo, teme que después de tres meses de parálisis, no pueda soportar mucho más tiempo sin un flujo de ingresos

  • En una encuesta de la misma compañía, el 35 por ciento de su público estará listo para volver a las salas en unas semanas

La industria global del cine fue una de las que más adoloridas salió de la pandemia. Como se trata de un sector relativamente tradicional, fueron realmente pocas las empresas que dieron el paso hacia los estrenos digitales. Si a eso se le suman las medidas de distanciamiento social, el resultado fueron varios meses de prácticamente total parálisis para las salas. Esto también aplica para México, donde los gigantes Cinemex y Cinépolis pasaron por infiernos similares.

Hace solo unos días, Cinépolis reveló qué tan duro fue el golpe de la pandemia a su negocio, valuado en 83.5 millones de boletos. O lo que es lo mismo, cuatro mil 175 millones de pesos (mdp). Y de acuerdo con El Universal, su rival Cinemex acaba de revelar un impacto también devastador, pero menos duro. Las salas color rojo “solo” dejaron de percibir 35 millones de entradas. Es decir, el equivalente a mil 750 mdp en el transcurso de los últimos pocos meses.

En entrevista con el Universal, Francisco Eguren, director de Programación y Comercial de Cinemex, dijo que dijo que esta cifra fue “hueco súper importante” para la compañía. No solo eso, sino que dio un par de perspectivas muy negativas en caso de no regresar a operaciones lo antes posible. Para que su empresa continúe operando, deben abrir el 100 por ciento de sus complejos para julio. Si se prolongan las medidas, sería crucial el cierre de salas y despidos.

Un momento complejo para Cinemex

Varias empresas en México han tratado de convencer al Gobierno, federal o local, de acelerar el proceso de reapertura de la economía. Por ejemplo, Toyota desde hace semanas se decía lista para reanudar la operación de sus fábricas en el país. Por su lado, la rival Volkswagen se metió en un conflicto con las autoridades de Puebla, que aún no la dejan volver a sus plantas. Y como Cinemex, en la capital muchos negocios se quedaron cerrados por el semáforo rojo.


Notas relacionadas


Por desgracia, son entendibles los miedos y preocupaciones de la cadena de cines. A pesar que la industria está detenida, Cinemex aún debe seguir pagando múltiples cuentas, entre ellas salarios y gastos de sus instalaciones físicas. A la vez, contrario a otras marcas, no hay forma que su modelo de negocio se pueda trasladar de igual forma al formato digital. Así que su única oportunidad es cruzar los dedos y pedir al Gobierno que la deje operar cuanto antes.

Los problemas de Cinemex hacen eco de la situación de un sinfín de negocios y personas en  el país. Al contrario de otras naciones, México ha tenido un apoyo muy limitado a las unidades económicas, con la excepciones de algunos pequeños negocios. Claro, el objetivo del sistema de semáforo de la Secretaría de Salud es empezar a reabrir poco a poco la economía. Pero con una pandemia activa y en ascenso, se acerca el momento de tomar decisiones radicales.

Empresas a las que la reapertura no las está ayudando

Desafortunadamente para Cinemex, sus problemas no acabarían al volver a abrir sus salas de cine. Y es que muchas empresas han visto que, aún en la nueva normalidad, deben de tomar decisiones económicas difíciles. Por ejemplo, hace unas horas que Nokia dijo que iba a tener que despedir a una tercera parte de su personal en Francia. HSBC está reanudando su plan de despedir a 35 mil empleados. Y Renault se deshizo hace semanas de 15 mil colaboradores.

Para el sector de Cinemex, sería todavía más complejo el regreso a la nueva normalidad, por más que se preparen. De acuerdo con The Hindu, no quedará más remedio que adoptar un modelo de negocio digital, rindiéndose ante la popularidad del streaming. El Washington Post, por su lado, creen que volverán a crecer rápido porque proveen un escape mental al público.  Y DW señala que nuevos modelos de monetización han crecido con rapidez en popularidad.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299