8 maneras de combatir el estrés de los publicistas

e-mail-marketing-
Imagen: Bigstock

El trabajo excesivo y las actividades cotidianas pueden generar casos de estrés y ello afecta directamente a la salud de las personas. entre otros problemas, puede generar problemas en la piel, dolores de cabeza, problemas cardíacos, desgarres musculares y hasta problemas mentales.

Por eso queremos recortarte las siguientes ocho recomendaciones que te permitirán proyectar tu capacidad creativa y disminuir los niveles de estrés que probablemente has alcanzando en tu actividad cotidiana relacionada con la publicidad y el marketing.

1. Concéntrate en un objetivo a la vez
Si estás desarrollando una campaña, por ejemplo, es mejor que te concentres sólo en ella durante el tiempo que has destinado a esta labor. No todas las personas son capaces de realizar distintas tareas a la vez. Prueba lo siguiente: programa un cronómetro y marca lapsos breves de tiempo en los que te dedicarás exclusivamente a ese pendiente que tienes. Ve aumentando los lapsos para que vayas escalando tu capacidad de concentración.

2. Quita tu vista de las redes sociales
Las redes sociales son una fuente inagotable de creatividad a través de contenidos muy diversos, pero también es fuente de distracción en el que es muy fácil caer. No es gratuito que en tanto centros de trabajo de plano hayan decidido bloquearlas.

3. Establece horarios y respétalos
En la misma lógica de marcar tus tiempos con un cronómetro, te será de gran utilidad marcar los lapsos que tienes destinados en el día para realizar diversas actividades. Establece tus horarios tomando en cuenta pausas, descansos, traslados, tiempos de alimentos y respeta tu rutina de tareas.

4. Cuida lo que consumes
La alimentación y lo que ingieres son determinantes en tus labor. Cuida lo que comes, balancea tu dieta y evita demasiadas grasas y azúcares, lo mismo que alcohol y -principalmente- café, el cual te afectará a la larga en lugar de beneficiarte.

5. Duerme a tus horas, levántate temprano
No descansar puede ser uno de los principales motivos para fracasar en tus objetivos. Si tienes la oportunidad, toma una siesta a media tarde, pero principalmente trata de dormir tus horas completas y ten el hábito de la puntualidad tanto para levantarte como para cumplir con todos tus compromisos profesionales.

6. Aléjate de tu trabajo cuando puedas
El trabajo se queda en el lugar de trabajo. No te lleves el trabajo a tu vida cotidiana, aprende a dividir bien los distintos aspectos de tu vida.

7. Adiós a la rutina
Los diseñadores que están a cargo de estudios o agencias de diseño suelen ser meticulosos y mantienen una rutina, pero debes entender que este tipo de horarios rutinarios pueden fastidiar tu día y dejar anclado el estrés en tu día. Cambia tus actividades.

8. Aprende a decir no
Pocas personas saben decir no, muchas no saben aceptarlo. Pero es necesario que sepas decir esas dos letras. No te sobrecargues de trabajo con el que no podrás porque de lo contrario vas a fallar con tus entregas.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo