x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

8 de cada 10 consume menos que antes en Argentina

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Argentina. En 2016, la pérdida del poder adquisitivo de los hogares fue del 4%. Salvo el nivel socioeconómico medio-alto, el resto compró menos cantidad y fue menos veces a los comercios.

Buenos Aires.- La recesión en la Argentina continúa tras la devaluación del peso de diciembre de 2015. Eso se advierte en todos los análisis, especialmente en los que tienen relación con el consumo.

El consumo en hogares argentinos refleja una baja del 6 por ciento en el último trimestre del 2016, en relación con el mismo período del 2015. De esta manera, acumula una caída de cinco trimestres seguidos, totalizando una merma anual en 2016 del 4 por ciento respecto de todo el año anterior.

El dato corresponde al análisis Consumer Insights que realiza Kantar Worldpanel y que se explica, entre otros factores, por el fuerte aumento de los precios de todos los productos (cerca del 40 por ciento en 2016) y a que los salarios no acompañaron ese incremento.

Según la investigación de mercado, “el único sector que pudo sostener su capacidad de consumo fue el nivel socioeconómico medio-alto”. “El resto hizo ajustes, con compras más chicas y menos visitas a los comercios”, agrega.

Otro dato interesante para analizar especialmente por las compañías que producen y venden alimentos: todos los consumidores resignaron primeras marcas por otras más económicas, que en la mayoría de los casos son elaboradas por las mismas empresas.

“El año terminó con un fuerte ajuste en los hábitos de compra del hogar: en el primer semestre, resignaron marcas de todos los sectores de consumo y buscaron canales más económicos sacrificando la experiencia de compra; en el segundo, además, achicaron el tamaño de compra por primera vez en 12 años”, dijo el director comercial de la consultora, Federico Filipponi.

El consumo de lácteos, por ejemplo, fue uno de los más afectados y preocupa especialmente porque es de los alimentos que más nutrientes aporta en la canasta básica alimentaria. Sólo en el cuarto trimestre de 2016 cayó 9 por ciento, fundamentalmente en los productos de valor agregado como yogures, leches líquidas infantiles y postres refrigerados para niños y adultos.

Las bebidas también cayeron a niveles inéditos: 7 por ciento menos en el primer trimestre del año pasado, 11 por ciento en el segundo, 5 puntos en el tercero y 6 en el cuarto. Esto se explica por el también inédito aumento que sufrió el sector, con más del 70 por ciento interanual de, por ejemplo, las bebidas alcohólicas (con el vino en primer lugar).

Se veía venir

La baja en el consumo estaba prevista cuando se produjo la devaluación de casi el 45% en diciembre de 2015. Lo adelantábamos en Merca20 cuando decíamos que era “un hecho que el consumo masivo será menor en 2016 que en 2015”. Sin embargo, en ese momento se estimaba un 3% menos, pero fue de un punto más.

Una de las causas (junto con el incremento de los precios en general), fue el ajuste sobre los servicios públicos (gas, luz, agua potable) y transporte, que impactó fuerte en la capacidad de gasto de los hogares argentinos.


Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados