Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

79% de mexicanos perdió capacidad de ahorro tras gastarlo en crisis

La adopción de cultura financiera por parte de los mexicanos se vio truncada; pierden capacidad de ahorro y 79 por ciento gasto el "colchón" durante crisis.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
ahorros mexicanos
  • Los efectos económicos de la Covid-19 impactaron, aún más, en la capacidad de ahorro de los mexicanos.

  • El 79 por ciento de la población decidió gastar sus ahorros, pero no pudieron ahorrar más.

  • México no es el único país que se enfrenta a los altos costos de vida, la situación se replica en Alemania, Italia, Estados Unidos (EU), Reino Unido y Canadá.

La expansión de la Covid-19 por el mundo y su llegada a México llevó a la detención de actividades y la caída económica que fue resultado de la disminución de la actividad industrial (-25 por ciento), como el sector servicios (-14 por ciento) hasta abril de 2020, apunta el Indicador Global de Actividad Económica (IGAE). De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF, 2021), en México, el 56 por ciento de la población adulta reportó haber sufrido afectaciones económicas a partir de la crisis sanitaria y para subsistir el 95 por ciento redujo gastos, el 79 por ciento utilizó ahorros, el 40 por ciento pidió prestamos familiares y el 18 por ciento empeño o vendió vienes; sin embargo, con el avance de la pandemia no pudieron seguir ahorrando, apunta una investigación de YouGov Plc.

La contracción de la actividad económica generó la pérdida de empleos, y por ende, una ampliación de la pobreza. “El número de pobres es cercano a 9 millones de personas, esto implicaría que podríamos llegar a tener 70 millones de personas pobres en México y una tasa de pobreza por ingresos del 56 por ciento de la población total, es decir, el nivel más alto de pobreza de lo que va del siglo”, apunta Gerardo Esquivel en su investigación “Los impactos económicos de la pandemia en México.

La pobreza genera que las personas no tengan la forma de enfrentar emergencias económicas y tampoco logren tener ahorros para cumplir objetivos a largo plazo y aprovechar las oportunidades, es decir, no hay la oportunidad, ni cultura de tener salud financiera.

De acuerdo con el Banco de Desarrollo de America Latina, el 61 por ciento de las personas en la región no ahorra y quienes lo hacen principalmente lo hacen debajo del colchón, en esa estadística existe una excepción, ya que el 72 por ciento de la población de Brasil ahorra a través de cuentas de ahorro.

En el panorama mexicano, la estadística no está distante. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), el 35.5 por ciento de los adultos ahorra a través de su institución financiera, mientras que el 43.7 por ciento lo hace guardando el dinero en su casa.

Lo anterior evidencia una realidad regional, pero que no solo afecta a los países de America Latina y es que los pobladores no han construido hábitos de ahorro.

 

Mexicanos utilizaron ahorros frente a crisis por Covid-19, pero no incrementaron niveles de ahorro por situación económica

Más de la mitad de la población sufrió afectaciones económicas por la Covid-19, pero la población más afectada del país fue el Centro-Oriente con 67 por ciento, sur con 59 por ciento, Ciudad de México (CDMX) con 58 por ciento, Occidente-Bajío con 50 por ciento, Noroeste con 49 por ciento.

Una medida obvia ante el aumento de la inflación fue la reducción de gastos por el incremento de precios en la canasta básica. Ello, generó una reducción en el nivel de bienestar para limitarse al consumo y reducir sus ahorros.

De acuerdo con el ENIF 2021, solo el 30 por ciento reportó haber utilizado tarjeta de crédito para enfrentar el choque, el 38 por ciento se retraso en el pago de crédito y el 24 por ciento acepto prórroga de pago de intereses.

Cuando hablamos de ahorro, referimos al “colchón” que la población puede tener ante cualquier emergencia o como una preparación para el futuro. De acuerdo con los resultados de la ENIF 2021, alrededor del 60 por ciento de los mexicanos cuenta con ahorro, pero solo el 21 por ciento de personas adultas ahorran en instrumentos formales.

Aunque pareciera que la facilidad para acceder a los servicios financieros cada vez es más sencilla, la realidad es que el ahorro en los colchones mexicanos se redujo alrededor de 9 por ciento entre 2018 y 2021 y alrededor de 4 de cada 10 personas no cuentan con ningún ahorro.

La cultura financiera incluye el hábito del ahorro para alcanzar ingresos a futuro para invertir o para solventar imprevistos o inclusive el desempleo. La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Bancarios (Codusef), considera que uno de los factores más relevantes por los que no se ahorra es el bajo ingreso.

Con la pandemia, el hábito no constante de los mexicanos se acentuó, el 72 por ciento anticipó un impacto negativo en su salud financiera y en términos de ahorro personal, el 26 por ciento de los encuestados mencionó no haber ahorrado nada en absoluto; “el 20 por ciento ha estado ahorrando menos de lo habitual; el 12 por ciento está ahorrando la cantidad habitual de dinero; y el 20 por ciento dice ahorrar más dinero de lo habitual durante la emergencia sanitaria”, dice una investigación realizada por Bain & Company.

México no es el único país que está sufriendo el fenómeno del gasto de los ahorros durante la emergencia sanitaria y la poca capacidad de ahorro. De acuerdo con una investigación de YoGov Plc, en 18 países analizados y de economías avanzados no existe un colchón de ahorro, ya que los costos de vida han ido en aumento de forma estrepitosa.

Desde un panorama mundial, el 51 por ciento de los encuestados no aumento sus ahorros durante la pandemia. Los ahorros se van en en compras y facturas esenciales, solo el 13 por ciento lo utilizó par vacaciones y eventos sociales, y el 19 por ciento hizo uso de él para mudarse o hacer mejoras en el hogar.

 

Leer más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores