7 Razones necesarias para desarrollar un storytelling atractivo en las empresas

Reinventarse en el mundo del marketing y la publicidad es clave para impulsar una marca en el mercado, porque estamos en una era en donde el tiempo es el recurso más valioso. Cuando una empresa no actualiza la forma y el fondo en que comunica, está destinada a perder consumidores.

En un interesante estudio implementado por expertos de Google durante un taller organizado por el diario El País, si un sitio web se retrasa tan “solo cuatro segundos reduce las visitas en un 35 por ciento” y “un 22 por ciento cierra la pestaña si la web tarda más de tres segundos en abrirse por completo”, lo cual representa déficit de visitas y fuga de posibles compradores o clientes potenciales.

Lo anterior resulta aún más significativo si las empresas no optan por una estrategia que renueve sus estructuras generales, que van desde la parte de comunicación interna, que se dirige a los colaboradores, como la externa, aquella que atañe directamente al público.

En medio del debate que surge entre implementar una estrategia digital que concuerde de manera holística, u omnicanalidad, o centrar los objetivos solamente a un área o dos (dada su naturaleza innovadora, por lo regular son marketing y TI), las grandes organizaciones -es menester decirlo- necesitan definir claramente los objetivos generales y partir de esa instancia aterrizarlos a planos particulares. ¿Qué significa esto? Todo debe partir de una estrategia global que permeé en cada punto su misión.

Para llegar ahí, esto no es labor ni del mercadólogo ni del publicista; sin embargo, cuando llega el momento de implementar una estrategia de comunicación y marketing, así como el desarrollo de una historia para contar, por supuesto que sí. Llega el momento clave para el copywriter creativo o aquella persona que se dedica a hacer el storytelling: crear un concepto que amerita ser narrado.

Toda buena historia deben tener dos cosas: emoción verdadera y contexto creíble 

La venta de productos y servicios ha sucedido desde hace décadas, particularmente desde la Revolución Industrial, donde particularmente en la política y la guerra se desarrollaron más; no obstante, es hasta el siglo XX cuando la explosión de las historias sucedió en mayor grado a través de la propaganda. Recordemos los mensajes dirigidos a las “amas de casa” en la década de los sesenta, los cuales anunciaban un producto de limpieza. En el desarrollo del comercial publicitario, la idea se manifestaba a través de una historia corta y concisa, donde se planteaba una situación que daba a entender un antes y un después del uso del producto. Tal estrategia de storytelling se sigue implementando hasta hoy y la vemos comúnmente en los memes.

Ante la frase ya trillada de “el contenido es rey”, como personas que consumimos no basta con crear información, sino cómo la cuentas. Por tales motivos, usar técnicas y estrategias de cómo fabricar historias es fundamental. Te estarás preguntando: “¿y cómo se hace?”. En las siguientes líneas, te lo diré.

¿Cómo desarrollar un buen storytelling? ¡He aquí las 7 razones necesarias!

  1. Escuchar historias y contarlas es parte de nosotros. Piensa como una marca y aprópiate de “tu historia”. A partir de ese momento, una voz te estará diciendo “hey, habla de mí, yo tengo mucho qué decir”.
  2. El que no cuenta, no vende. Un popular contador de historias fue David Ogilvy, y otro gran narrador, en un ámbito muy distinto, fue Gabriel García Márquez. Los dos tienen un factor común: saben contar y todo aquello que lograron comunicar, es vendible hasta nuestros días.
  3. Utiliza las emociones. Si algo tenemos las personas, es que somos más corazón que razón. Es ahí cuando las marcas pueden entrar a través de los micro-momentos, es decir, aquellos instantes en donde estamos más propensos a la compra. ¿Y cómo? Si contamos una buena historia de un producto, se quedará grabada.
  4. Utiliza las plataformas digitales. ¡Ahora tenemos gran cantidad! Podemos implementar la creatividad a través de la tecnología, usando YouTube o Instagram. Tan solo basta un buen móvil con una cámara óptima para desarrollar un video, pero no olvides hacer una historia que entretenga, venda y capte.
  5. Convierte al usuario en el protagonista de la historia. Esto es posible hacerlo gracias a dos cosas: la creatividad y el grado de participación entre una marca y una persona. ¿Cómo lo puedes lograr? La idea de hacer un guion, supongamos en un video que promocione a un producto de dominio popular, en donde se integre a una persona desconocida pero que forma parte de la sociedad. El objetivo es que este personaje ganche al público a través de la identificación. Ejemplos de este tipo los podemos ver en los comerciales de Cinépolis.

Ahora bien, en un caso positivo de storytelling -donde el ROI fue mayor de acuerdo al alcance de reproducciones en el video de Youtube- en el anuncio de Coca-Cola: Disfruta más la vida con los ojos cerrados dice “Algunos momentos en la vida se disfrutan más con los ojos cerrados”, lo que nos habla mucho de la manera eficaz en donde en 32 segundos puedes contar algo vía las emociones. En ese sentido, más que hacer un guion con diálogo, solamente hay que aterrizar la idea para hacerla impactante, utilizando escenas en donde se muestremn situaciones que capten la atención.

En lo particular, el storytelling que manejan empresas como Starbucks, Sabritas, Juan Valdez Café e Illy desarrollan un buen concepto que vende, comunica y hace branding, pues conecta con el público, y va adentrándose en el top of mind de los consumidores, conquistando vía las emociones.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299