7 pasos básicos para la generación de nuevos productos

Ciudad de México. De acuerdo con los investigadores Charles W. Lamb y Carl McDaniel,  el desarrollo de nuevos productos en el mercado asegura el crecimiento sostenido y constante de las utilidades de las empresas, al mismo tiempo, que permite desplazar con mayor facilidad los artículos obsoletos. En una investigación realizada durante el mes de octubre de año 2013, la revista Merca2.0 dio a conocer una encuesta en donde el 61.5% de las empresas consultadas, aseguraron tener al menos un lanzamiento programado para el 2014. En este sentido, la mayor parte de las compañías trabajan bajo un esquema de lanzamiento formal, que compone 7 procedimientos esenciales a la hora de innovar el negocio:

Más notas relacionadas:
Caja para probar nuevos productos por mucho menos de su valor real
2014: Dinamismo en nuevos productos y servicios
Nuevos productos para esta temporada

Estrategia

Este aspecto indispensable -parte de la estrategia global de marketing de las empresas-  funciona como primer filtro de enfoque para la evaluación de ideas sobre nuevos productos. Existen empresas en las que la constante demanda del mercado por innovaciones en cuanto a los artículos específicos se refiere, ejerce una mayor presión que se traduce en mayor velocidad de movimiento en los sectores de planeación.

Generación de ideas

Un paso en el que se traducen las necesidades del cliente, trabajo de investigación de mercado, entrevistas con los distribuidores y el trabajo activo de los creativos es la generación de ideas. Para Lamb y McDaniel, este proceso resulta tan esencial, que las principales compañías del mundo cuentan con departamentos de generación permanentes, integrados por un equipo que puede ser de 8 a 12 personas o más, dependiendo las necesidades específicas de la marca.

Filtración de ideas

Una vez que las ideas están plasmadas, pasan por un tamiz en el que se descartan ideas ordinarias, anticuadas o inapropiadas. Hay que destacar que durante esta parte de la creación de los nuevos productos, la mayoría de las ideas son descartadas.

Análisis de negocios

Las ideas restantes se someten a un proceso de evaluación, donde se calculan cifras preliminares, costos potenciales y análisis de tendencias globales, entre otros aspectos. Al final de esta etapa, la empresa tendrá un panorama amplio del potencial que los nuevos artículos pueden generar en el mercado.

Desarrollo

Aquí es donde se comienza la parte más activa del departamento de estrategias de marketing: la selección de logos, colores, empaques, campañas potenciales y muchos otros aspectos importantes. La etapa de desarrollo de un nuevo producto se puede prolongar de uno a varios años y es el proceso que más costes (económicos, energéticos y humanos) genera para las empresas.

Pruebas de mercado

Una vez que la empresa cuenta con sus nuevos desarrollos, el proceso exige someterlo a pruebas de mercado. La selección de la zona para realizar dichas pruebas, exige un análisis geográfico de los sectores que mejor reflejen las tendencias hacia las que va dirigido el producto. En la era digital, una nueva forma de minimizar el impacto que generan las pruebas de mercado para las empresas está en el marketing online.

Comercialización

La etapa final en la gestión de un producto nuevo es su incorporación al mercado. El éxito o fracaso de las empresas en este aspecto, se mide por la recuperación de los gastos que generó el proceso de desarrollo y la diferencia de tiempo entre el lanzamiento de un producto y las ganancias reales para las marcas.

Para múltiples analistas y teóricos de mercado (quienes también llaman a estos 7 pasos ‘Proceso de embudo’) es importante que las compañías, por pequeños o grandes que sean sus capitales, atiendan los aspectos más formales en cuanto a planeación pues en estos está inmerso el éxito del negocio.