7 ocasiones en que las marcas se hicieron virales durante 2018

  • La campaña con Colin Kaepernick de la marca Nike fue la más conversada del año con más de 8 millones de usuarios

  • El K-pop se posicionó como una de las mejores herramientas de publicidad

  • La sudadera de H&M resultó ser la peor crisis de marca en lo que va del año

Durante la semana, la Social intelligence company, Brandwach, presentó un nuevo sistema de análisis con inteligencia artificial denominado Iris, mismo que puede examinar millones de conversaciones en línea para comprenderlas mejor.

La firma realizó pruebas con miles de millones de publicaciones durante este año sobre marcas y los resultados fueron 101 grandes momentos de las firmas más conocidas, las cuales fueron ordenadas por volumen de menciones.

1. Coca-Cola

La empresa de bebidas gaseosas contrató a BTS , leyenda del K-pop, como su imagen de marca durante la Copa del Mundo de Rusia 2018; publicado el 30 de abril, mediante una tipología de prensa, superó más del millón de conversaciones al respecto.

Brandwach sostiene que Coca-Cola entienden lo que se necesita para convertir algo en viral. Saben cómo atraer la atención en los grandes eventos y conocen también qué personas influyentes pueden abrir más mercados para ellos.

2. Gucci

La firma de artículos de moda aprendió que no se debe subestimar el poder del K-pop, y es que el 31 de mayo mediante la tipografía campaña, lograron una conversación por encima del millón 200 mil de usuarios.

Kai, miembro del grupo de K-pop, Exo, apareció en un desfile de moda de Gucci y a consecuencia de este hecho llegó la viralidad.

3. H&M

A principios de enero, 9 de enero para ser más precisos, H&M enfrentaron la mayor crisis de marca en lo que va del año (de acuerdo con los volúmenes de conversación) derivado de la sudadera que decía “el mono más genial de la jungla” que era portada por un niño de raza negra, algo que indignó a 1.3 millones de clientes en línea.

Las reacciones al hecho fueron de prohibir el producto, como en eBay; así como el saqueó a varias tiendas de H&M en Sudáfrica.

4. Apple

La campaña de la gigante tecnológica para anunciar su modelo XS durante la primera quincena de septiembre, arañó los 1.5 millones de usuarios conversando al respecto en las plataformas digitales.

El equipo de Apple es experto en crear un interés sin precedentes en su producto; algunos afirman a que se debe a sus productos de lujo, otros dicen que es por sus grandes presentaciones y eventos.

5. Shoteby’s

El artista de street art británico Banksy, aludiendo a su urgencia de destruir algo como una necesidad creativa, como decía Picasso; destruyó una de sus obras más conocidas.

La pieza había sido vendida por mil 042 millones de libras, generó elevados volúmenes de conversación en línea. La cuenta de Instagram de Banksy ganó 1.1 millones de likes, mientras que el video fue visto más de 100 millones de veces.

Si bien no se sabe si es que Shoteby’s estuvo detrás del acto, en caso de que así fuera, se trataría de una de las campañas mejor planificadas de todos los tiempos.

6. Unicef

El 24 de septiembre, diversos reportes de prensa daban cobertura a la reunión del grupo de K-Pop, BTS con Unicef durante el verano, generó más de 2.6 millones de conversaciones para la organización benéfica, luego de que se presentaran en la Asamblea General de la ONU.

Se trató del momento de confirmación del K-pop como relevancia internacional.

7. Nike

De acuerdo con Brandwach, se trató, por mucho, de la campaña más comentada del año; el spot de la marca deportiva con el exdeportista Colin Kaepernick generó 8.2 millones de conversaciones en línea.

Sin embargo no toda la conversación fue positiva ya que también derivó en miles de comentarios negativos a la marca por apoyar al atleta.

Durante 2016, la estrella del futbol americano se negó a defender el himno nacional de Estados Unidos en protesta a la brutalidad policial y el racismo. Por su parte, el presidente de aquella nación, Donald Trump llamó a los jugadores que “no respetaban” a la bandera “hijos de puta” y pidió que fueran despedidos.

A pesar de que miles de personas compartieron el sentimiento de Trump, quemando y destruyendo productos de Nike a modo de protesta por el anuncio, se trató de la campaña más fructífera para la empresa durante el año, ya que las ventas crecieron un 31 por ciento.