x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

7 excusas que los bloggers serios no hacen

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Incluso los bloggers profesionales, en ocasiones tienen que luchar contra los pretextos, es muy raro cuando hacen un blog en perfectas condiciones

En caso de que dedicas bastante tiempo discutiendo con tus amistades si abrir un blogg o si ya existe, dedicarle más tiempo; el sitio de Jeff Bullas presenta una larga lista de excusas que te retiene, desde la falta de tiempo, las ideas o incluso de confianza.

Es hora de que los enfrentes; puesto que incluso los bloggers profesionales, tienen que luchar en ocasiones con estos obstáculos, es más, son muy pocas las ocasiones en las que hacen un blog en perfectas condiciones.

Por lo que, a continuación se detallan 7 razones más comunes para excusarse de convertirse en blogger.

1. A la gente no le van a gustar mis opiniones

Blogging es a menudo un negocio extremadamente personal, especialmente cuando escribes sobre temas como la decoración del hogar, la moda o la salud, pueden sentir que estás publicando tus sentimientos personales en internet para que todos los vean.

Si bien puedes considerar que estás solo al sentirte reacio a revelar tu opinión personal, este es un sentimiento común entre los bloggers. En caso de que a nadie le guste tu publicación (algo en extremo improbable), no habrás perdido nada; sin embargo, si a la gente le gusta tu escritura, lo harán saber y volverán por más.

En tanto, si te encuentras abrumado por las revisiones negativas, debes recordar que una respuesta negativa es realmente positiva. Esto significa que tu escritura es poderosa, puesto que tiene la capacidad de hacer que tus lectores reaccionen.

2. No tengo nada nuevo que aportar

Se trata de un sentimiento común entre los bloggers primerizos; sin embargo, esto no es cierto.

Cada persona tiene su propia voz y una forma única de describir algo, por ejemplo, podría ser lo que diferencie de la competencia. Y es que nadie ha tenido las mismas experiencias que tú, nadie ha leído los libros y artículos que tienes y no se trata de las mismas experiencias.

3. Todo el mundo ya escribe sobre este tema

Para hacer que las ideas fluyan, realiza una búsqueda en Google y descubre para tu horror que existen numerosas personas con la misma idea y, de hecho, te ganaron para escribir el blog.

No obstante, Bullas aconseja mirarlo de una forma diferente: existen muchos blogs sobre este tema porque hay muchas personas que quieren leer sobre el tema que desarrollas.

Quieren información nueva y mejor sobre el tópico, por lo que debes sentirte alentado por la presencia de numerosos blogs sobre el tema en cuestión. Recuerda que hay innumerables formas de cubrir cualquier tema, tu visión personal agregará una ventaja única a tus artículos.

4. Estoy demasiado ocupado para bloguear

Si te encuentras corriendo de un lugar para otro durante todo el día y no parece que tengas tiempo para trabajar en una publicación de blog todos los días o semanas, o la frecuencia que desees.

No obstante, a menos que obtengan un salario real por el trabajo, los bloggers profesionales tampoco tienen tiempo ilimitado para trabajar en sus contenidos; a menudo están tan ocupados, en ocasiones más, que la persona promedio.

Aprovecha los pequeños bloques de tiempo que tienes, dedícalos al blog, otra forma de hacer tiempo para tu blog es establecer una cita no negociable contigo mismo en algún lugar tranquilo a la semana para trabajar en la publicación.

5. No sé por dónde empezar

La mejor manera de comenzar es redactar una lista de todo lo que debe lograrse y seleccionar las tareas en función de cómo te sientes actualmente en este momento.

Quizás te sientas artísticamente creativo, pero estás harto de escribir; cuando estés en este estado de ánimo, deberías centrarte en diseñar tu blog.

Si tu escritura creativa está fluyendo, tal vez deberías trabajar en lluvias de ideas para intentar hacer coincidir tu estado de ánimo y disposición actuales con una tarea apropiada en tu lista.

6. Estoy muy cansado

Al volver a cada después del trabajo, hacer labores en el hogar y demás actividades que realizas día con día, te encuentras demasiado cansado para hacer algo, excepto ver televisión, se trata de una excusa barata.

Y es que nada da a las personas más energías que trabajar para lograr una meta que importe. El sitio de Jeff Bullas indica que escribir en el blog puede hacer que tu creatividad funcione y que te sientas entusiasmado y con más energía.

Entonces, si te sientes agotado y desmotivado, abre la computadora e intenta trabajar durante 15 minutos. Generalmente, después de 10 minutos, de forma mágica, encontrarás el poder del cerebro así como la energía para seguir trabajando durante mucho tiempo.

7. Fallaré.

Resulta obvio que nadie quiere fallar, ser rechazado o ignorado, pero esto no es una buena razón para no trabajar en tu blog.

Si te dices a ti mismo que no hay publicaciones en el blog significa que no hay forma de que puedas buscar tu tráfico en Google Analytics y el pánico cuando te des cuenta de que a nadie le importa.

Los autores de todos los blogs se arriesgaron cuando publicaron su primer contenido. Existe un 50 por ciento de probabilidad de que tengas éxito y un 50 por ciento de que no; pero si ni siquiera lo intentas, entonces hay un 100 por ciento de probabilidades de fracaso.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados