7 errores que no puedes cometer con tu cuenta de LinkedIn como profesional

En México, 13 millones de personas usan LinkedIn.

¿Qué tan personal es tu perfil de esta red social?

Lee: ¿Quieres que tu empresa destaque en LinkedIn? No olvides seguir estos consejos.

Para todo profesional que busca crecer en ese sentido, una red social como LinkedIn puede ser de gran importancia, es esta plataforma en la que se reúnen agentes clave dentro de las marcas o empresas de cualquier sector. En el caso de México, datos de Statista señalan que hay al menos 13 millones de usuarios registrados, por lo que es posible darse una idea de las oportunidades que existen. No obstante, estas no pueden tomarse cuando no se hace uno uso adecuado de la red social, por ello, aquí veremos los errores que no se deben cometer.

Tal como lo señala el portal Entrepreneur, si quieres sacar el máximo provecho de una red social como LinkedIn, estos son los 7 errores clave que debes evitar cometer: 

  • Llenar de spam a desconocidos

Si has estado enviando exactamente el mismo mensaje a todo aquel con el que conectas en LinkedIn, debes saber que estás cayendo en este primer error con la red social. Con una práctica así no debe extrañarse el que los mensajes no lleguen más lejos pues se trata de spam. El hacer spam para las personas definitivamente es una acción que no funciona en LinkedIn. Es similar a las ventas duras, nadie se registra en las plataformas sociales o en cualquier otra plataforma con la esperanza de recibir mensajes de personas que no conoce u con las que no tiene nada que ver, tanto con ellas como con sus intereses. 

La regla general a entender aquí es que no se debe hacer spam, no solo en LinkedIn, en general. Lo que hacen muchos mensajes de este tipo es que las personas sospechen. Tus oportunidades de conseguir respuesta son mejores si haces solicitudes directas y simples que incluyan una pregunta. 

  • Tener expectativas muy altas

Si bien uno de los propósitos de las redes sociales es poder conectar con las personas, o los profesionales en el caso de LinkedIn, es necesario no hacerse expectativas muy altas con esto. Tal como lo destaca la fuente, nadie le debe su tiempo a nadie, por ello no se debe actuar como si esto fuera una realidad. Es un hecho que existen muchas personas que están dispuestos a ayudar a aquellos que no saben, pero ese número se reduce dramáticamente cuando una persona se acerca a otro profesional de forma que parece que tiene todo el derecho a disponer de su tiempo o expertise. Como podrás adivinar, los resultados de una acción así no son nada positivos. 

En lugar de lo anterior, hay que tratar de pasar más tiempo forjando relaciones y no hacer que todo se trate de ti. Si se realizará alguna consulta es recomendable que esta sea corta, de no más de un párrafo. También hay que asegurarse de que la pregunta sea una que se pueda disfrutar al responder, así las posibilidades serán más altas.

  • Hacer solicitudes no consensuales

Las solicitudes no consensuales son un término acuñado por un experto dentro de LinkedIn llamado Benjamin Harrison que se especializa en ayudar a inventores a usar la plataforma para compartir sus ideas de productos. Este concepto hace referencia a que todos pensamos que nuestros productos o servicios son los mejores en todo el mundo, pero el imponer los materiales de marketing en la cara de alguien en lugar de solicitar primero el permiso para hacerlo es una acción que no debería ocurrir, con ello solo se disminuyen las oportunidades existentes en la red social. 

En lugar de esta acción, nuevamente es recomendable optar por el desarrollo de relaciones con las personas para posteriormente hacer solicitudes que tengan mejores respuestas. Recuerda que las relaciones se forjan de forma lenta, así que la paciencia y constancia son clave.

  • Trollear

Aunque este punto puede parecer más que obvio como un aspecto a evitar dentro de una red profesional como LinkedIn, existen personas que parecen no tenerlo claro, especialmente porque existen muchas formas en que se puede hacer el llamado trolling. Por ejemplo, está bien comentar en el hilo de alguien más, sin embargo, es necesario asegurarse de que no solo se está usando la publicación para anunciar los productos o servicios propios. 

Cuando las personas únicamente usan la red social de esa forma, tienden a verse desesperadas. En lugar de una práctica como la anterior es importante enfocarse en añadir algo a la conversación que sea relevante. 

Si se es rudo, abrasivo e incluso muy político, las personas no querrán hacer negocios. Se debe ser selectivo acerca de lo que se comparte y siempre tratar de comportarse de manera cordial y respetuosa.

  • Parecer necesitado o desesperado

Hay casos en los que realmente las personas pueden estar necesitadas y reflejarlo a través de sus publicaciones o acciones en LinkedIn, y esto puede ser totalmente entendible, sin embargo, en los que no son del todo así es importante tener más confianza. Actuar como si se perteneciera al lugar y no hacer acciones que se vean desesperadas, por ejemplo, tratar de alcanzar a alguien después de que esta persona haya aceptado la solicitud de conexión o enviarles un nuevo mensaje después de 24 horas sin haber recibido respuesta. 

Evitar acciones como las anteriores es otra forma de mostrar respeto por el tiempo y espacio de los demás profesionales. De acuerdo con la fuente, evitando estos aspectos posicionan al profesional en un camino más efectivo para el desarrollo de relaciones profesionales.

  • Hacer las cosas muy personales

Así como en el punto anterior, está bien ponerse personales a veces, sin embargo, hay que recordar que LinkedIn es un espacio para los profesionales y para los negocios, la idea es conectar con las personas profesionalmente. En el caso de los contenidos este aspecto también es importante, los contenidos pueden ser clave para llegar a las personas, pero solo por el hecho de que se puede compartir algo, no significa que se deba hacer. 

Entre otras cosas, LinkedIn se puede entender como una herramienta para el branding personal o profesional. Antes de publicar una foto de tu comida o cualquier otra cosa que no sea particularmente relevante en este contexto, pregúntate qué dice esto de tu marca personal. Existen otras plataformas donde ese tipo de contenidos van mejor y pueden conseguir mejores resultados.

  • Cometer errores ortográficos 

Finalmente, al tratar de conectar con alguien es importante verificar que el mensaje o los mensajes no tengan errores. La gramática es importante aunque a veces no se le de la suficiente importancia. No tomarse el tiempo para revisar estos detalles dice mucho de un profesional.

En la red social existen oportunidades, sin embargo, estas se pueden ir por un simple error.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299