7 errores que estás cometiendo en LinkedIn

Por: Joel Gómez
Twitter: @JoelGomezMX

LinkedIn es probablemente la red social más sub-utilizada por la mayoría de las personas. Todos somos expertos en Facebook y Twitter, y muchos también en Instagram y YouTube. Todo lo que sea para socializar, contar nuestras alegrías y nuestras penas, es fácil de usar. Dudo que alguien haya tomado clases para usar alguna de las redes sociales mencionadas con anterioridad. Sin embargo, cuando se trata de LinkedIn, con frecuencia escucho cosas como: “es que no sé usarla”, “está complicada”, “me da flojera llenar mi currículum”, “no le entiendo a eso de los grupos”, etc. Parece ser que cuando se trata de nuestro desarrollo profesional o de hacer negocios, las cosas no son divertidas, fáciles ni intuitivas.

LinkedIn es la mayor red social profesional en el mundo, y se usa primordialmente para: (a) ofrecer, buscar o conseguir trabajo, (b) ofrecer servicios profesionales a empresas o hacer negocios, así como para (c) mantener, fortalecer e incrementar nuestras relaciones profesionales (networking).

Algunas estadísticas recientes de LinkedIn son las siguientes:
Tiene 350 millones de usuarios en 200 países y territorios.
Mensualmente lo visitan 187 millones de personas.
40% de sus usuarios lo revisan diario.
Aumento de la probabilidad de que tu perfil de LinkedIn sea visto si incluyes una foto: 11 veces.
Aumento de vistas al perfil de los miembros de LinkedIn que enumeran sus habilidades (skills): 13 veces.

En mi opinión, te comparto los principales errores que muchos cometen en LinkedIn:

1) NO ESTAR EN LINKEDIN.- No estar en LinkedIn es el principal error. Algunas estadísticas señalan que el 93% de los reclutadores (head hunters) usan LinkedIn para buscar candidatos a puestos de trabajo. Incluso se rumora que los grandes portales de “bolsas de trabajo” en internet hacen lo mismo. Si no tienes cuenta en LinkedIn o, peor aún, si la tienes pero no la tienes completa o no la usas, te estás perdiendo muchas oportunidades de ser visto y considerado para un puesto de trabajo.

2) NO TENER UNA FOTO EN TU PERFIL.- Como lo señalan las estadísticas, tener una foto en tu perfil incrementa 11 veces la posibilidad de que tu perfil sea visto en LinkedIn. Y me permito agregar a título personal, que si vas a poner una foto no la saques de tu amplísimo catálogo de selfies o de Facebook. Haz el esfuerzo de tomarte una foto, si no profesional, al menos decente. Nadie te tomará en serio si recortas una foto de la última boda a la que asististe y la subes en esta red social profesional. Se trata de vender una imagen profesional, así que hay que procurar lucir lo mejor posible en nuestra foto de LinkedIn.

3) NO TENER TU PERFIL COMPLETO.- Desafortunadamente muchos se registran en LinkedIn para “asegurar su cuenta” o tener la seguridad de que ya están presentes en esta red social, pero nunca se dan a la tarea de completar su perfil. Tener un perfil incompleto en LinkedIn es como mandar tu CV incompleto a miles -tal vez millones- de empresas que pudieren estar interesadas en ti. Tener tu perfil completo implica no solo llenar la información correspondiente a tus empleos y educación, sino también debes incluir una breve semblanza curricular, tus habilidades, pedir recomendaciones e incluso subir presentaciones que hayas impartido o artículos de interés profesional.

4) NO LEER TU BUZÓN DE LINKEDIN.- Esta red social cuenta con su propio sistema de comunicación, que para fines prácticos es como un email privado para usuarios de LinkedIn. Si no revisas tu cuenta con frecuencia, tampoco te darás cuenta si tienes mensajes en tu buzón. Muchas personas usan como primer punto de contacto este correo privado, ya sea para ofrecerte alguna entrevista de trabajo o buscar un acercamiento de negocios. Comprométete a revisar tu cuenta de LinkedIn al menos una vez por semana. Descarga la app oficial en tu teléfono o tableta para que esta labor sea más sencilla y práctica.

5) NO AGREGAR CONTACTOS.- Hay que recordar que LinkedIn es a fin de cuentas una red social, y como en toda red social, es importante tener contactos o conexiones. Este portal tiene una herramienta que te permite buscar contactos dentro de tu correo electrónico, para así facilitar la solicitud de contactos. Tener contactos te permite tener una mayor visibilidad en esta red social, toda vez que tus contactos son los que verán de primera mano toda información que agregues a tu perfil.

6) NO PUBLICAR ACTUALIZACIONES DE ESTADO.- LinkedIn funciona en buena medida como Facebook y Twitter, en el sentido de que te permite publicar en cualquier momento mensajes breves (actualizaciones de estado), fotos o inclusive artículos completos. Si no tienes un blog, LinkedIn puede ser tu mejor aliado, pues puedes promover tus publicaciones entre millones de usuarios de esta red social. Mucho cuidado, LinkedIn no es Facebook, no cometas el error de publicar cosas como las que compartes en Facebook o incluso en Twitter. Aquí debes publicar cosas de valor para la industria, para empresas y para colegas.

7) NO PARTICIPAR EN GRUPOS.- Una de las mejores maneras de tener visibilidad en LinkedIn es participar en grupos (foros de discusión). Hay miles de grupos que puedes aprovechar para compartir ideas, artículos, reflexiones o incluso para debatir con colegas. Los grupos pueden ser abiertos o cerrados (solo puedes participar en ellos si un administrador aprueba tu inscripción en el grupo). Independientemente del tipo de grupo donde te involucres, participa en él. Meterse a un grupo solo para “leer” los comentarios de los demás, si bien te puede servir para cultivarte, no te permitirá incrementar tus contactos profesionales ni las posibilidades de encontrar un mejor trabajo. Cuidado, LinkedIn solo te permite ser miembro de un máximo de 50 grupos, pero puedes ser miembro de un número ilimitado de sub-grupos de estos grupos.

Espero que te hayan sido de utilidad estos consejos mi estimado lector.

loading...