Internacional.- Ser líder tiene que ver con tus habilidades de inspirar confianza y compromiso y también las habilidades para motivar a los miembros del equipo para así mejorar día a día y que la productividad en la empresa sea mayor. Pero, ser líder no es algo sencillo y son varias las características o cualidades que debes poseer si quieres llegar a ser un líder indiscutible que lleve a la empresa al éxito. A continuación te vamos a mostrar dichas cualidades para que así sepas si las tienes y puedes ser la persona o jefe perfecta.

1.- Influencia

Para influir a través de la inspiración, el buen líder lo hace a través de sus valores, cualidades innatas y carisma. Así lo que hace es que sus seguidores quieran seguirle en vez de sentir que “deben” hacerlo.

2.- Comunicación

Un buen líder inspira a su equipo a través de la comunicación, la cual no es unidireccional. Es por eso por lo que la persona líder debe comprometerse a escuchar nuevas ideas, comentarios o críticas. Asimismo, tiene que ser capaz de comunicar de forma clara su visión y de la organización a la que pertenece.

3.- Confianza

Para inspirar confianza debes demostrar consistencia en tus actos, actuando con ética, respeto e integridad. Debes tener confianza en cada miembro del equipo y también en ti mismo, ya que esto es necesario para crear un ambiente totalmente productivo en el entorno laboral.

4.- Fuera miedos

Hay que romper la barrera del miedo al fracaso ya que, tal y como dice Ariel Halevi, especialista en entrenamiento personal, “antes de alcanzar el éxito uno ha de cometer todos los errores necesarios de los que pueda aprender”.

5.- Optimismo

Sin duda alguna, ser optimista es una de las características de un buen líder y crucial para lograr el éxito. Es decir, debe tener la capacidad para pensar que todo saldrá bien y esto lo trasladará a todo el equipo de trabajo.

6.- Creatividad

Aunque ser creativo es una cualidad que debe tener cualquier buen líder, lo cierto es que ha que manejarla con cuidado. No hay que ser muy creativo si esto te hace perder el norte sobre lo que quieres conseguir.

7.- Tener objetivos

Siempre debes marcarte una serie de retos y establecerte un plazo para alcanzarlos. Si el objetivo es demasiado grande tendrás que dividirlo en subobjetivos y todos los objetivos siempre deben estar formulados en positivo. Además, deben ser específicos y estar bien detallados y también medibles.