Si tienes que hablar en público y te da un poco de pavor, no deberías preocuparte porque aunque sea normal ese miedo a expresarse en público, es cierto que puedes perder ese miedo si pones en prácticas algunas técnicas para hablar en público con las que lograrás cautivar a tu audiencia y que esta adquiera tus productos y/o servicios. ¡Toma nota de nuestros consejos!

1.- Preparación

Cuando vayas a hablar en público tienes que estar totalmente convencido de lo que dices para así proyectar seguridad sobre tu tema. Así que investiga todo lo suficiente sobre el tema a tratar para así abordarlo y dominarlo a la perfección.

Investiga, analiza y organiza tu información. Así te será mucho más fácil recordar y expresar de una manera fluida y clara todas tus ideas. Puedes, asimismo, clasificar tu información en subtemas y hacer un índice, agregar palabras clave y ejemplos relacionados debajo de cada subtema.

2.- Práctica

Sin duda alguna, antes de hablar en público realizando tu presentación debes practicarla al menos 10 veces frente al espejo. Eso es como mínimo. Esta es la técnica más conocida pero la que menos personas ponen en práctica.

Con la práctica vas a poder observar y escuchar tus movimientos corporales, tus gestos y tu voz. Así podrás mejorarlos hasta que les des la intención correcta. Asimismo, reafirmarás la información y así nada se te olvidará.

3.- La voz

Esta es la mejor herramienta que tendrás para comunicarte con tu público y entregar un mensaje impactante. Es por eso por lo que tu voz debe proyectar entusiasmo y convicción aunque, al mismo tiempo, debe ser agradable para quienes te están escuchando.

Una voz bien modulada tiene mucho mayor poder que una monótona, así que no dudes en hacer cambios en el volumen, tono y velocidad de tu voz a lo largo de tu discurso. Estos cambios añadirán emoción al discurso y también hará que tu audiencia no se aburra.

4.- Actitud positiva

Al hablar en público, tener una actitud positiva es clave para tener éxito. Repítete en voz alta frases motivadoras y seguro que esto te ayuda a programar positivamente tu mente y mantener una actitud positiva.

5.- Controla tu miedo

El miedo suele protegerte contra peligros que puedan poner en riesgo tu vida. Eso sí, hay miedos irracionales que realmente no representan un peligro verdadero pero que pueden convertirse en distracción e incomodidad.

Si quieres controlar este tipo de miedos como es el de hablar en público, enfréntalo de tal forma que que te acostumbres a exponerte poco a poco a esta situación que te provoca temor.

Seguro que, a medida que pase el tiempo, te irás dando cuenta de que nada malo va a pasar ni que tu vida está en riesgo. Así empezarás a controlar tu miedo irracional y podrás expresarte con mayor confianza al hablar en público.