6 polémicas frases de Bob Hoffman, el creador de The Ad Contrarian

“Los publicistas nos hemos olvidado qué somos y qué hacemos”. “La publicidad tradicional se basa en diseminar información, la online, en recolectarla”. Dos de los interesantes conceptos que dejó Bob Hoffman en su paso por Argentina.

Bob Hoffman, el creador de The Ad Contrarian. Captura de Youtube.

El ex publicitario y hoy crítico de la publicidad, Bob Hoffman, estuvo en la Argentina para participar de una conferencia en la Convención de la Asociación Argentina de Publicidad (AAP).

Considerado actualmente como un verdadero gurú de la publicidad, el fundador del blog The Ad Contrarian habló con La Nación y pidió “dejar de espiar a los consumidores”, entre otras polémicas frases.

Bob Hoffman trabajó en el mundo de la publicidad durante más de cuatro décadas y en esos tiempos tuvo relación con grandes agencias y marcas, como Coca-Cola y McDonald’s.

Sin embargo, un lustro atrás, dejó su cargo de ese lado del mostrador y decidió lanzar un blog, The Ad Contrarian, donde critica ácidamente la industria de la que proviene. Ama la publicidad, pero “según él, ha perdido su rumbo”, dice La Nación.

Estos son algunos de sus conceptos más interesantes:

  • “Creo que hemos olvidado quiénes somos y qué hacemos. ¿Somos creativos, analistas de datos, emprendedores de tecnología, consultores de negocio?”.
  • “Hemos ido en muchas direcciones distintas y eso nos ha causado perder nuestro propósito creativo, que es lo que hacemos mejor”.
  • “La publicidad tradicional se basa en diseminar información, la online en recolectarla. Esto ha causado grandes problemas, como el escándalo de Cambridge Analytica. Como en un gobierno totalitario, ahora los marketers saben todo lo que hacemos y nadie tiene idea de cómo puede terminar esto”.
  • “No hay nada más peligroso para una sociedad que la erosión y desaparición de la privacidad, es uno los principios de la libertad. Ya hemos experimentado terribles problemas por esto, como brechas de seguridad, la degradación del periodismo, las noticias falsas, la manipulación de elecciones”.
  • “Hay entre 600 y 1.500 millones de dispositivos conectados con adblockers. Esto no es solo porque este contenido es molesto, es también porque la gente no quiere ser seguida a todas partes. Hay que detener el seguimiento y el espionaje digital de los consumidores”.
  • “Las agencias creen que si abandonan el seguimiento de sus usuarios matarán a la gallina de huevos de oro, yo no comparto esa opinión. Creo que los avisos digitales pueden ser financieramente exitosos, hemos tenido publicidades durante décadas que no se basaron en espiar a los usuarios. Los derechos de los ciudadanos son más importantes que la conveniencia de los publicitarios”.

Fiel a su estilo

Hace unos años, en su blog, escribió “Las 5 ideas más rematadamente estúpidas sobre la publicidad online”, donde criticaba a todos por igual.

Por ejemplo, allí decía: “Techcrunch se atrevía a pronosticar en 2006 la muerte de la televisión como consecuencia del empuje de los nuevos medios online. Siete años después, la pequeña pantalla no sólo sigue viva y coleando sino que sigue siendo también la reina absoluta del panorama mediático”.

Sobre la conversación en las redes con las marcas, dijo: “Basta de hacer creer a las marcas que los consumidores están deseosos de mantener conversaciones online con ellas. Lo cierto es que los números dicen lo contrario: las tasas de engagement de los posts de las 200 marcas más importantes en Facebook están por debajo del 0,5%. ¿Son esto realmente conversaciones? Parecen más bien monólogos”.