Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

5 signos de que tu jefe se está aprovechando de ti

A nadie le gusta que sentir que otros se aprovechan de la situación. Y cuando ello es así, en la mayoría de los aspectos de la vida, se puede simplemente finalizar la interacción y alejarse, pero cuando se trata del lugar de trabajo, la situación es algo más complicada y especialmente si quien se está aprovechando es el jefe.

A nadie le gusta que sentir que otros se aprovechan de la situación. Y cuando ello es así, en la mayoría de los aspectos de la vida, se puede simplemente finalizar la interacción y alejarse, pero cuando se trata del lugar de trabajo, la situación es algo más complicada y especialmente si quien se está aprovechando es el jefe.

El jefe es quien debe delegar trabajo y asignar responsabilidades, por lo que distinguir cuando se trata de una situación de aprovechamiento puede ser algo complejo. Sin embargo existen situaciones en las que el supervisor no debería aprovechar su posición para solicitar determinadas cosas. Puede que se trate de desconocimiento de su parte o que no se de cuenta de cuántas responsabilidades tiene ya, pero en todo caso a continuación se presentan cinco signos para comprobar si realmente se está aprovechando:

1. Se espera que trabaje siempre en horarios extendidos (sin pago)

Si usted tiene un contrato con horario fijo y esta trabajando horas extra sin que le paguen por ello, es fácil pensar que el supervisor está aprovechándose de ello. Sin embargo, la habilidad para discernirlo es difícil. Pues en ocasiones se deben trabajar largas horas en determinados proyectos sin que ello se considere una situación abusiva.

Pero si se trata de un requerimiento constante, de trabajar muchas más horas de las que corresponde, sin reconocimiento de pago, si se trata de una situación en la que se están aprovechando del empleado y se debe considerar acciones posteriores.

2. Está cubriendo dos o más posiciones

Las responsabilidades y requerimientos de un trabajo cambian durante su ejecución, por lo que es normal que difieran con el tiempo de aquellas que describía la posición para la que aplicaba. Sin embargo, de allí a que deban encargarse de las responsabilidades de otro compañero que, por ejemplo ha dejado una vacante, aparte de cumplir con sus tareas, hay una gran diferencia y puede que efectivamente su supervisor o la empresa se estén aprovechando de usted.

Si llegan a pensar que se ese capaz de hacer las dos cosas a la vez, difícilmente contratarán a otra persona en el corto plazo. De hecho, no es ni adecuado que se haga esa solicitud a los empleados.

Y si siente que está sobrecargado de trabajo, de forma constante, debe buscar la forma de conversar sobre el tema con su jefe, con ejemplo específicos, para que no parezca una excusa o un tema emocional.

3. Su jefe espera que sea su amigo

Es normal que surjan situaciones de amistad en el trabajo, incluso con el supervisor, pero si se siente que es una presión de parte del jefe, la situación puede ser incomoda. Si siente que su supervisor está tratando de hacerse su amigo brindando demasiada información personal o buscando mayor contacto, es probable que busque una amistad, a la que muchos empleados se sentirán forzados.

No es que no se trate de un intento genuino de parte de su supervisor, pero sentirse forzado a cumplir con todas las expectativas y compromisos que proponga su jefe, es también una forma de coacción, si no es lo que usted desea.

4. Nunca reconoce sus méritos

Es verdad que existen jefes más expresivos que otros, pero de allí a que nunca le sean reconocidos sus méritos, existe una gran diferencia. Si su supervisor depende de su trabajo y usted cumple con el y le deja bien, pero éste no le brinda el mínimo feedback positivo, puede que su jefe se esté aprovechando.

Si su jefe no está contento con nada de lo que hace, probablemente no debería estar en ese trabajo, por lo que al menos algo debe estar haciendo bien para estar allí. No se trata de que le den gracias por cada cosa que hace, pero si que muestre algún aprecio por su labor.

5. Su jefe no le toma en cuenta

Desde olvidarse de las citas que tenía planificadas con usted, pasando por obviar información importante para un proyecto o cliente nuevo o ignorar su solicitud de tiempo libre, cuando hay demasiadas señales de este estilo, puede que su jefe no le tome en cuenta. Los supervisores son humanos y siempre pueden olvidarse de detalles, pero cuando se convierte en una conducta constante, donde usted siempre parece ser un aspecto fácilmente ignorable, puede que su jefe esté dando por sentado que sin importar lo que haga usted estará allí. Una forma de aprovecharse de usted, mientras realiza el trabajo y no se da nada a cambio, aunque usted lo merezca y le corresponda.

Todas estas situaciones, si se repiten de forma constante, pueden ser síntoma de un abuso laboral por parte de el jefe o la empresa y se deben considerar tomar las acciones que correspondan.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados