5 señales de que la publicidad y el marketing no son para ti

México.- Trabajar en el sector publicitario requiere habilidades y formas de ver la vida muy particulares. Te decimos cinco señales de que el mundo de la publicidad y el marketing no son para ti y de que mejor deberías dedicarte a otra cosa.

Más notas relacionadas:
4 consejos para reducir los gastos hormiga
5 consejos para hacer eficiente tu perfil en Facebook
5 consejos infalibles para conseguir empleo en 2015


1. No te gusta usar la imaginación
La creatividad es una de las materias primas de la publicidad y el marketing. Esta surge al convertir la imaginación en hechos reales. Si no crees en la innovación, que las cosas se pueden hacer diferente y que siempre, siempre, pueden surgir nuevas ideas, tal vez lo mejor sea dedicarte a una profesión más rígida y exacta.

2. Quieres un trabajo con horarios fijos
Si aspiras a contar con un empleo en el que sólo seas productivo de 9 a 5 y no hacer nada laboral fuera de ese horario estás equivocado de profesión. En las agencias es común tener que trabajar hasta tarde y los creativos en realidad nunca dejan de hacerlo, a veces las mejores ideas surgen los fines de semana mientras hacen otra actividad.

3. No funcionas bajo presión
En las agencias se viven días de constante presión, donde los trabajos y resultados tienen que cumplirse sin falta, además hay que hacerles cambios de inmediato sin dejar de lado la calidad creativa. El estrés es gasolina para los publicistas, si no puedes con él o te causa problemas de salud, busca otra profesión.

4. Odias trabajar en equipo
A diferencia de los oficios antiguos en los que una persona puede hacer todo el trabajo, la publicidad no puede funcionar si no se hace en equipo. Son tantas las funciones que involucra, desde los de cuentas, creativos, productores, digital, etc., que es imposible no trabajar en proyectos que involucran a grupos pequeños o grandes.

5. No te diviertes
Una de las principales ventajas de trabajar en publicidad en marketing y publicidad es que con todo y las grande presiones, deadlines, horas de trabajo adicional, es muy divertido. Si no te hace feliz lo que haces, el ambiente de trabajo, el trabajo en equipo y el ver una campaña terminada, definitivamente es hora de cambiar de profesión.