x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

5 puntos que debes considerar de tu arreglo personal para una entrevista de trabajo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
A la hora de buscar un empleo nos enfocamos mucho en redactar un buen CV, ensayamos nuestro tono de voz, practicamos una sonrisa natural y escogemos nuestra vestimenta un día antes de la entrevista, pues por muchos es bien sabido que "la primera impresión es la que cuenta", pero resulta que muchas veces a pesar de que tengamos la ropa lista, nuestro arreglo no es el indicado.

México D.F.- A la hora de buscar un empleo nos enfocamos mucho en redactar un buen CV, ensayamos nuestro tono de voz, practicamos una sonrisa natural y escogemos nuestra vestimenta un día antes de la entrevista, pues por muchos es bien sabido que “la primera impresión es la que cuenta”, pero resulta que muchas veces a pesar de que tengamos la ropa lista, nuestro arreglo no es el indicado. Un estudio realizado por la página showroomprive.com, sitio dedicado a la preventa de ropa, asegura que el 30% de los desempleados no consigue trabajo por culpa de su arreglo personal para la entrevista.

Aquí te presentamos unos puntos que debes considerar sobre tu arreglo personal antes de presentarte a una entrevista de trabajo:

Notas sobre mercadotecnia:
IPhone 5 vence en pruebas de resistencia al Galaxy SIII
5 ejemplos de marketing de guerrilla contra el tabaco

Dress-Code
Lo primero que debes considerar es la compañía a la que piensas entrar a trabajar y el puesto que esperas desempeñar, no es lo mismo pedir trabajo en un hotel cinco estrellas a una agencia publicitaria. Por lo regular, las empresas cuentan con un dress-code el cual puedes investigar preguntando a alguien que trabaje en la empresa o simplemente observando cómo viste los empleados del lugar.

Ropa limpia, pero no nueva
Una vez que sepas el código de vestimenta de la empresa, debes considerar la limpieza de tu ropa, pues aunque es el puesto al que aspires sea como creativo en alguna agencia publicitaria, y tengas la oportunidad de ir con una vestimenta “casual”, no significa que puedes llegar con la ropa arrugada sólo porque estás experimentando “nuevas sensaciones”, recuerda que vestir “casual” y “con lo primero que me encontré” son dos cosas diferentes. En el caso de ser una empresa más formal en la que te pidan vestir de manera “formal”, procura no comprar ropa nueva para la ocasión, te hará sentir más cómodo, presentarte con ropa a la que ya estés acostumbrado.

Evita la ropa ajustada
Recuerda que se trata de sentirse cómodo en la entrevista, la cual por si misma te genera nervios, así que es importante evitar el uso de ropa ajustada que te mantenga como “maniquí” durante el tiempo que estés con el reclutador, pues esto sólo ocasionará que respondas las preguntas con una carga extra de estrés, lo que se traduce en menos posibilidades de ser contratado.

Zapatos adecuados
El calzado para cualquier tipo de empleo es de las cosas más importantes, si das una mirada por la mayoría de las listas de recomendaciones para conseguir empleo, verás este punto. Un estudio de la Universidad de Kansas determinó que el 90 por ciento de las características de un desconocido, podían ser encontradas en sus zapatos.

Por ejemplo:

  • El calzado práctico y funcional pertenece a personas más agradables.
  • Los botines son usados en su mayoría por los agresivos.
  • Los que son más tranquilos tienden a usar zapatos incómodos, pero bonitos.
  • Las personas que tienen miedo de la apariencia, del qué dirán, optan por zapatos de marca nuevos y bien cuidados.
  • Los que son de izquierdas usan un calzado menos costosos y menos arreglado.

El estudio también determinó que es muy poca la gente que escoge su calzado queriendo para dar una imagen que no es.

Manos
Debes cuidar tus manos, considera que el reclutador que te entreviste seguramente te dará la mano para saludarte, momento en el cual te pueden considerar como apto o rechazado para el puesto que quieres obtener, si llegas con las manos limpias y las uñas bien recortadas, tendrán más consideración de ti, a que te presentes con las manos “rayoneadas” por la pluma que no pintaba a la hora de llenar tu solicitud de empleo y las uñas mal arregladas, disparejas o en su defecto, mordidas.

Recuerda que lo más importante de todo es la actitud con la que te presentes, pues aunque la primera impresión es lo que cuenta, lo cierto es que “el hábito no hace al monje”

Sigue a Fernando García en Twitter

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados