CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

5 preguntas para responder por los servicios de streaming

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Plataformas como Netflix estrenan más de diez títulos a la semana, pero una gran mayoría no necesariamente es de calidad o atractivo para el público
Carlos Andrés Mendiola sobre el streaming
Carlos Andrés Mendiola es un storyteller del marketing, creador de marcas, apasionado del cine y orgulloso promotor de México. Profesor investigador del Tec de Monterrey. Coordinador del movimiento Motivos para amar a México y autor de varios libros.

La guerra de los servicios de streaming está por tomar mayor fuerza y durará por varios años. Por un lado, necesitará que el contexto social recupere una dinámica más estable, lo cuál sólo sucederá cuando la pandemia concluya, y, por el otro, que los usuarios encuentren el punto de equilibrio alrededor de su uso de dichos servicios. Estás son las

Qué le da más valor al usuario

La respuesta podría parecer sencilla y resumirse en una palabra: contenido. Sin embargo, va más allá. Los servicios tienen que comprender mejor qué tipo de contenido (películas, series, reality shows y, dentro de ellos, géneros: comedias, suspenso, familiar, entre tantos más) y cuál es el balance adecuando en cantidad. Es decir, plataformas como Netflix estrenan más de diez títulos a la semana, pero una gran mayoría no necesariamente es de calidad o atractivo para el público, aunque la variedad podría ser una de sus armas dado que hay para todos los integrantes de la familia. Otras plataformas como Disney+, Amazon Prime o HBO Max estrenan un máximo de cinco títulos, a veces muchos menos, uno o dos. Una estrategia recurrida por varios es el lanzar un par de episodios de una serie y luego uno a la semana, de tal manera en que los usuarios tengan un contenido ancla, al menos. Aún así, la pregunta sigue en el aire, qué le da más valor al usuario: contenido, tipo de contenido y/o cantidad de contenido.

Cuánto está dispuesto a pagar por un servicio

Los servicios de streaming han utilizado como estratega de enganche el costo. La mayoría inicia con un costo mínimo y alguna promoción si se paga la anualidad. Tiempo después, el costo sube, por un monto que puede ser “mínimo”, pero que a la plataforma le reditúa en millones cuando se multiplica por el número de usuarios. Ese incremento va siendo paulatino. La estimación actual es que los servicios llegarán a costar, en promedio, alrededor de 200 pesos al mes; los más caros 300, por lo que mientras se llega a ello y se confirma el monto, será cada vez más frecuente ver incrementos hasta que los servicios determinen el monto máximo a pagar, más aún si se considera que no se pagará únicamente un servicio.

Cuántos servicios está dispuesto el usuario a tener

Estimaciones previas indicaban que una persona y/o familia estaba dispuesta a pagar tres servicios de streaming. Un nuevo resultado de JD Power Survey ha elevado la cifra a cinco o seis. El número final será importante puesto que determinará qué sucederá con el resto. Al momento, los tres primeros lugares parecen ya estar claros: Netflix, Disney+ y Amazon Prime (en ese orden u otro, eso no es lo relevante ahora). ¿Quiénes completarán el pool? Las opciones van de Apple TV a HBO Max pasando por Paramount+, otras locales como Cinépolis Klic u otras que aún no se expanden a tantos mercados como Hulu o Peacock.

Cómo mantener la fidelidad de los suscriptores

Una práctica que se estima sucederá con mayor frecuencia es la de aprovechar, si lo hay, el tiempo de prueba o bien suscribirse por un mes, consumir todo el contenido que llevó a la plataforma y darse de baja. Habrá servicios ancla (los tres principales seguramente), pero los demás se podrá ir rotando. Para evitarlo o conseguir una mayor permanencia es muy probable que veamos surgir ciertas estrategias que reconozcan la lealtad.

Cómo mantenerse rentable

Con las variables anteriores, quizás ésta es la pregunta de mayor peso. ¿Qué equilibrio deberán encontrar los servicios de streaming para producir contenido relevante, tener un costo adecuado y conservar a sus suscriptores? Varias de las preguntas ya se desarrollaron más en los puntos anterior. Lo que queda por ver es cuál es el presupuesto promedio que deben tener para poder seguir produciendo contenido. No es ningún secreto que Netflix, por ejemplo, tiene una enorme deuda y que incluso Disney+ sabe que no recuperará la inversión de su lanzamiento y primeras producciones hasta su año cuatro o cinco. El gran tema del streaming es que se ha convertido en un monstruo que demanda ser alimentado con mucha frecuencia.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados