La productividad es una de las máximas a las que aspira cualquier trabajador y también lo que pretende fomentar cualquier empleador entre su plantilla. Vivimos en un mundo estresante en el que conseguir la máxima productividad es algo muy difícil. Así que si quieres conseguir ser lo más productivo posible y poder realizar a la perfección tu trabajo, a continuación te vamos a ofrecer una serie de pequeños trucos o consejos para que los pongas en práctica en tu día a día.

1.- Fíjate un horario

Sin duda alguna, los horarios son muy eficaces y aunque parezcan cosas del colegio, dan muy buenos resultados. Si no te fijas un horario, tus horas de trabajo serán un absoluto caos ya que no sabrás cuándo trabajas ni si de verdad estás aprovechando tu tiempo. Así que lo mejor que puedes hacer es fijarte una hora para comenzar a trabajar y otra para terminar.

2.- No te levantes tarde

Madrugar tiene muchas ventajas y es que a primera hora de la mañana tienes menos distracciones como, por ejemplo, las llamadas telefónicas. Asimismo, ten en cuenta que si vives en una ciudad, mientras más madrugues, más silencio tendrás en tu ambiente y esto hará que te concentres mejor.

3.- Siempre haz lo difícil al principio

Aunque puede que te cueste, siempre debes hacer al principio las tareas más difíciles. A primera hora de la mañana es cuando estás más fresco y te concentrarás mejor y esto afectará de forma positiva a tu productividad.

Piensa que en el colegio, a primera hora de la mañana suelen ponerse las materias más fuertes como inglés, matemáticas y lengua, así que tú haz lo mismo con tu trabajo y opta por hacer primero lo que más difícil te resulte.

4.- No a la multitarea

A la hora de aumentar tu productividad, otro truco que te puede ayudar en la planificación de objetivos es centrarte en una sola tarea. Por ejemplo, si estás escribiendo un mail, acábalo y no te pongas a hacer otra cosa ya que si estás haciendo algo e interrumpes esa actividad, luego te costará retomarla.

5.- Orden en tu lugar de trabajo

Si eres de los que dicen que “en mi desorden lo encuentro todo” estás totalmente equivocado ya que seguro que perderás mucho tiempo buscando lo que quieres. Lo mejor es que tengas siempre tu lugar de trabajo ordenado y así no perderás tiempo buscando entre tus papeles y tus cosas, puesto que ese tiempo que pierdes no lo aprovecharás para trabajar.