Estos nuevos empleos surgieron en la pandemia supusieron una reinvención del mercado laboral.

Se calcula que unos 400 millones de empleos de tiempo completo se han perdido hasta el momento a nivel mundial.

Los cuidadores de pacientes con coronavirus ganan unos 25 dólares por hora en la actualidad. 

El mundo fue sacudido desde sus cimientos por la pandemia de coronavirus con contagios masivos y muertes a gran escala. El mercado laboral también fue afectado por despidos masivos de empleados a nivel mundial (se calcula que a nivel mundial, se han perdido unos 400 millones de empleos, según informes de situación de la Organización Internacional del Trabajo).

Sin embargo, esto también permitió la generación de empleos nuevos que surgieron con la aparición del covid-19. Esto representó una ventaja para muchos que supieron ver en estas nuevas actividades una oportunidad para comenzar a ofertar o comercializar ciertos servicios y productos que se volvieron importantes mientras el mundo aún lucha por recuperara su estabilidad.

Los nuevos empleos que surgieron con la pandemia

Fabricantes e instaladores de pantallas de protección

Hechas de cristal acrílico y plexiglas las pantallas de protección son uno de los varios artículos que han gozado de alta demanda en esta pandemia, así como las personas especializadas en instalarlas, según pudo recoger la BBC. Sobre todo las podemos ver en comercios y negocios para aislar al vendedor y poner una sana distancia con el cliente. Asimismo los restaurantes han incorporado el uso de este objeto para resguardar la seguridad.

Cuidadores de personas infectadas con coronavirus

Ante la saturación de los hospitales, los cuidadores particulares comenzaron a obtener la oportunidad de hacerse cargo de pacientes infectados. Debido a la delicada situación y al tratarse de un virus hasta entonces desconocido, muchos de esos cuidadores requirieron de una capacitación para llevar a cabo sus labores. En países como Estados Unidos una persona dedicada a esta actividad cobra unos 25 dólares la hora aproximadamente.

Contenido relacionado:

Pandemia favorece el crimen en México: Fraude y robo de identidad, los que más crecieron

Sitio del día: Una página dedicada al estado de la COVID-19 en México

Embajadores de la sana distancia

Empresas como Coyle Hospitality Group comenzaron a contratar a personal dedicado a cuidar que la sana distancia se cumpla en determinados centros de trabajo, como si se tratara de agentes encubiertos vigilando las normas de salud.

Entre sus funciones está asegurarse de que el personal utilice cubrebocas y mantenga la distancia social correcta para evitar contagios.

Controladores de temperatura

Tomar la temperatura de las personas antes de acceder a un lugar comenzó a ser algo común en diversas partes del mundo para asegurarse de que ninguna persona contagiada de coronavirus tuviera presencia en lugares públicos.

Según Debra Thorpe, vicepresidenta de la compañía de personal de oficina Kelly Services, una persona que trabaja tomando la temperatura a las personas en lugares como aeropuertos gana unos 25 dólares la hora.

Fabricantes de mascarillas o cubrebocas

Este es el más evidente de todos y quizás el primero en tomar un verdadero auge a nivel mundial: desde pequeñas empresas textiles hasta marcas deportivas de lujo vieron la oportunidad de fabricar y lucrar con un artículo que se volvió parte de la vida de millones de personas a nivel mundial.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299