Internacional.- La conciliación de la vida familiar con la laboral es una de las principales preocupaciones de los trabajadores de cualquier empresa y es que es un sueño que, cada vez, parece que se va haciendo más realidad. Actualmente, las empresas están fomentando más que nunca la conciliación y esto es gracias, en parte, a la transformación digital y sus herramientas.

En la actualidad, un 89% de las PYMES y micropymes que ya han implantado medidas de conciliación aseguran haber conseguido una mayor productividad en sus empleados, mientras que un 74 por ciento reconoce haber aumentado su volumen de negocios, según datos ofrecidos por Sodexo Benefits and Reward Services.

Que el 90% de los trabajadores no pasa el tiempo que desea con su familia es una realidad y el no poder conciliar puede provocar diferentes problemas de salud en los trabajadores, sobre todo, el estrés, que causa el 30 por ciento de las bajas laborales en países como España y que supone un coste de 80 mil euros al año para las empresas.

Así que no es de extrañar que las empresas pongan en práctica medidas para poder conciliar la vida laboral con la familiar. A continuación explicaremos cuáles son, según Sodexo, las prácticas que deben poner en marcha las empresas para lograrlo.

Beneficios e incentivos

Algunos ejemplos que inciden en el bienestar y poder adquisitivo del trabajador son los cheques de comida, el cheque guardería o los seguros sanitarios.

Teletrabajo

Sin duda alguna, la posibilidad de poder trabajar desde casa es una de las medidas que más apoyan los trabajadores y que beneficia directamente a la empresa. Según datos de Cisco System Inc., esta medida impulsa la productividad de los empleados en un 69 por ciento y es capaz de reducir el estrés laboral en un 82%, según datos de PGi.

Flexibilidad horaria

Lo recogen ya muchos convenios laborales pero ofrecer la posibilidad al trabajador de adaptar su jornada laboral en tiempos de entrada y salida supondrá una gran ayuda para el empleado. Sobre todo, es una medida que beneficia a trabajadores con hijos o personas dependientes a su cargo.

Smart working

Es dar un paso más allá en flexibilidad horaria y teletrabajo y supone eliminar los puestos de trabajo concretos y horarios. Se trata, por lo tanto, de dar más responsabilidad al empleado a través de la tecnología y ofreciéndole decidir cuándo y cómo trabajar.

Así, el concepto tradicional de oficina desaparece, por lo que no hay plazas fijas asignadas y se eliminan algunos gastos. De esta forma, los trabajadores están más motivados y se sienten más valorados, mejorando así el alcance de los objetivos.

Bienestar físico

Es una de las últimas tendencias en conciliación y se trata de implantar dinámicas integradas en los horarios de la empresa. Además del beneficio para el estado físico y mental, supone un tiempo que gana el empleado al no tener que hacer ejercicio al salir de la oficina y esto beneficia la conciliación familiar.