5 formas para comunicar mejor con tus consumidores

La comunicación es una de las habilidades con mayor importancia para relacionarse. Tanto en la vida personal, como en el mundo de los negocios una mala comunicación es el sinónimo de un desastre inminente en cualquiera de nuestros objetivos.

Advertisement

Además de permitirnos el intercambio de ideas ayuda a establecer un vínculo dinámico entre dos o más personas, entidades, e incluso para una marca con sus clientes o consumidores.

El tema es que es cada vez menos común que una marca se defina (por sí sola) a sí misma, sino que es definida en un proceso dinámico en conjunto con sus consumidores. La era en la que los esfuerzos de comunicación de una marca eran únicamente orientados a informar acerca de si misma y de los productos que respaldaba llegó a su fin hace varios años. Por el contrario, las marcas requieren un diálogo constante y dinámico que permita el flujo de información entre la compañía y sus consumidores.

Así pues, la importancia de enfocarse en establecer una comunicación eficiente y receptiva entre ambas partes es cada vez mayor y por lo tanto empuja a las marcas a incorporar, de manera dinámica (en su “Output”), las experiencias de sus consumidores, asociaciones relevantes y un marco de referencia para incrementar la efectividad y la eficiencia.

De esta forma, el público tiende a participar con mayor frecuencia y profundidad porque la comunicación emitida por la marca considera (desde su concepción) la codificación, el envío, la recepción y decodificación de las interacciones.

Definitivamente, es importante adoptar un enfoque estratégico que permita integrar todas las comunicaciones de la marca y que se centre en la creación de conexiones más fuertes y auténticas con los consumidores. A continuación, enumero las 5 formas que considero más importantes para optimizar la comunicación de una marca:

1) Define a tu marca hacia el negocio
Esto comprende desde definir los puntos clave en los que se basará la generación de lealtad de los clientes, hasta los factores que contribuirán a construir el valor de tu marca, poniendo a prueba y evaluando todas las estrategias y los factores clave que se han considerado anteriormente para el negocio.

2) Define tu marca hacia el exterior
Una vez que se has definido el papel que juega tu marca para tu empresa, lo siguiente es identificar el exterior de tu marca, es decir, quienes son tu audiencia/consumidores. Aquí es importante que identifiques y diferencies el target que es esencial para el éxito del negocio, de los targets que contribuyen de una manera menos significativa. Entender y persuadir al target que más negocio te genere será mucho más rentable para tu marca y por consiguiente motivará a los demás targets a seguir la misma tendencia.

3) Concibe tu propuesta única de valor
Aquello que verdaderamente te hace diferente y único ante los ojos de tus clientes y que los motivará a tenerte presente en sus mentes y en sus corazones (por cursi que suene). Distinguirse de los demás de manera relevante es maximizar el aprovechamiento de tus recursos. Recuerda que las propuestas únicas de valor se vuelven más relevantes en la medida en la que eres capaz de encontrar las necesidades reales de tus clientes, entender la dinámica del mercado en el que te mueves y diferenciarte de tu competencia de manera fidedigna.

4) Construye el mensaje preciso
Moldear la percepción de las personas puede ser una tarea muy compleja. Es por eso que se requiere diseñar y entregar mensajes dirigidos con precisión para lograr persuadir a los consumidores. Entre más atinado y persuasivo sea el mensaje, los resultados serán mejores y el retorno de inversión más elevado.

5) Determina los medios óptimos para transmitir el mensaje
Una vez que tienes el mensaje listo, llega el momento de elaborar una mezcla óptima de medios, encontrando la plataforma más adecuada para la transmisión del mismo y considerando progresivamente las etapas necesarias para la comunicación. Desde la publicidad y las relaciones públicas, hasta interacciones directas en redes sociales pueden ser explotadas, según la etapa del proceso de compra en la que se encuentre el consumidor. La idea es maximizar el aprovechamiento de cada medio o plataforma para formar una solución integrada que funcione para los requerimientos de comunicación de tu audiencia, tanto en lo general, como en lo particular. Cabe mencionar que para determinar con mayor certeza la viabilidad de cada medio en específico, será muy importante medir los resultados y comparar con las estrategias de años anteriores.

¿Tienes alguna forma probada para mejorar la comunicación? ¿Qué puntos consideras indispensables para conectar mejor con los consumidores? Seguiremos platicando de éste y otros interesantes temas en la próxima semana. Te invito a participar en este espacio y a seguirme en Twitter: @CarlosLuer o en este espacio. Nos seguimos leyendo por aquí.