5 estrategias para eliminar las muletillas y fortalecer tu liderazgo

En ocasiones hablar frente al público puede ponernos nerviosos, olvidar lo que queríamos transmitir e incluso repetir continuamente la misma palabra.

En ocasiones hablar frente al público puede ponernos nerviosos, olvidar lo que queríamos transmitir e incluso repetir continuamente la misma palabra o frase en una misma oración, sin embargo, poco a poco debemos trabajar en desarrollar nuestra capacidad de oratoria y con ello proyectar una buena imagen.

¿Cuántas veces has escuchado hablar a alguien que repite una y otra vez una misma palabra o frase innecesariamente? Probablemente te has percatado que tú mismo tienes dificultades al hablar de manera fluida sin repetir palabras en una misma oración.

Estas expresiones constantes que no aportan nada a tu mensaje son las muletillas, y cada vez que las repites afectas tu imagen y tu percepción como líder debido a que puedes parecer poco preparado y con un léxico limitado, aunque no sea verdad.

Un discurso lleno de muletillas altera tu comunicación al impactar de manera negativa a tu liderazgo y branding personal. Por esta razón, te presento 5 estrategias para eliminar las muletillas y que tus presentaciones proyecten lo que deseas:

Detecta el problema: una de las mejores maneras para detectar tus muletillas es grabarte, ya sea en una conversación informal o dejándote un mensaje de voz. Después, analiza tu desempeño, así serás más consiente de cuáles con las palabras que repites con frecuencia y cuántas veces las dices.

Haz pausas poderosas: analiza la forma en la que hablas, si detectas que lo siguiente que vas a decir es una muletilla, haz una pausa, organiza tus ideas y continúa.

Utiliza distintas frases para enlazar tus ideas: existen expresiones que pueden ayudar a unir tus ideas en lugar de las muletillas. Por ejemplo: además, de igual forma, me interesa resaltar que, quisiera enfatizar, entre otras. Busca diversas expresiones para no repetir continuamente las mismas en un mismo discurso.

No temas olvidar palabras: si estás hablando y de repente olvidas una palabra, no temas decírselo a tu público. Esto te puede ayudar a crear empatía con ellos.

Repite la última palabra del párrafo anterior: Daniel Colombo, Máster Coach en comunicación profesional, recomienda enfatizar la última palabra que has dicho, después hacer una pequeña pausa y retomar la idea, pero repitiéndola con otra entonación.

Por ejemplo, supongamos que finalizas diciendo “y de esta forma concluimos esta parte del proyecto”, haces una pausa y retomarías diciendo “esta parte del proyecto requiere que ahora pasemos a analizar”.

No dejes que las muletillas se interpongan en tu camino, recuerda que tu próxima presentación podría cambiar tu vida, por ello es importante que poco a poco vayas desarrollando tus capacidades de expresión verbal para lograr que tus discursos sean exitosos y recuerda presentarte con seguridad frente al público, esto es un plus para destacar tu branding personal.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.