5 efectivas sugerencias para cumplir tus metas laborales en 2016

Estamos a punto de iniciar un nuevo año y con ello nos establecerán nuevos objetivos que tendrán que ser cumplidos a finales del 2016 y nos pedirán durante el transcurso del ejercicio los avances que estamos teniendo para poder alcanzar las metas propuestas.

 

La pregunta que debemos hacernos es: ¿Contamos con un plan de acción para poder lograr los objetivos?, o simple y sencillamente nos aventuramos y actuamos como se vayan presentando las cosas y entonces sí nos ponemos las pilas para dar un giro de 180 grados y revertir la situación, lo cual evidentemente es muy arriesgado, por lo que la mejor estrategia que podemos utilizar es la aplicación de un plan de acción que nos ayude a obtener los resultados esperados.

La confianza que tengamos en nosotros, también jugará un papel importante en la consecución de nuestros objetivos, pues debemos tener fe en nuestra capacidad técnica y en nuestra experiencia profesional para que la única frase que pueda pasar por nuestra mente sea, “sí lo voy a lograr”, aunque lo tenga que intentar una y otra vez, lo voy a lograr y por supuesto sacar todos esos pensamientos negativos que pueden obstruir nuestra autoestima.

Para que puedan cumplir sus objetivos laborales, a continuación sugiero apliquen las siguientes recomendaciones para que puedan llegar a tan ansiadas metas:

1. Voluntad

La voluntad es lo que mueve a cualquier individuo a lograr cualquier cosa que se proponga, es el motor y la fuerza de un individuo para hacer que las cosas ocurran, pues por más esfuerzos que se realicen, por más ajustes que se hagan para cumplir los objetivos que se han propuesto, cuando no hay voluntad, simple y sencillamente no lograremos nada.

2. Mantenerse enfocado

Hay que tener siempre en mente hacia dónde queremos ir, tener claro lo que queremos lograr, mantenernos concentrados todo el tiempo y cuando ocurran distracciones volver a enfocarnos y retomar el camino que nos llevará al éxito. Visualizar todo el terreno nos ayudará a mejorar nuestra concentración, pues tendremos perfectamente identificado todo el panorama, lo cual nos ayudará a tener un mejor desempeño porque sabemos en donde debemos poner toda nuestra energía.

3. Seguimiento oportuno

Si no le damos seguimiento oportuno a los objetivos y nos esperamos al final del año para hacerlo, lo más seguro es que nos enfrentemos a un tremendo fracaso y la razón corresponde a una falta de responsabilidad y de disciplina, pues si de manera consistente tenemos juntas de seguimiento de objetivos, habrá formas de poder corregir en el caso de desviaciones o asegurarnos de que todo va marchando de manera correcta conforme al plan establecido. En este punto las evaluaciones de personal jugarán un papel importante, pues ahí quedarán plasmados los objetivos y por ende tenemos que observarlas para que no se escape nada.

4. Ser inteligente

Saber cómo utilizar los recursos humanos y materiales, además de tener pleno control de nuestras emociones y sentimientos para conseguir el objetivo deseado. Tenemos que ser sumamente astutos para desplegar nuestras estrategias con base en el conocimiento adquirido y adecuarlas a la situación que se presente.

5. Romper paradigmas

No hay objetivos imposibles de alcanzar en una empresa, tenemos que romper toda clase de paradigmas que nos indiquen que no podemos lograr lo que nos hemos propuesto y para ello tenemos que ser disruptivos, poco convencionales, hacer buen uso de nuestra experiencia, mostrar capacidad de reacción y sobre todo ser proactivos.

Estamos terminando el 2015 y seguramente ya conocemos los resultados de nuestra actuación en relación con los objetivos que se establecieron, por lo que debemos utilizar estos días para reflexionar sobre qué fue lo que ocurrió, por qué no logramos todos los objetivos y como le vamos a hacer para corregir la situación; y si los alcanzamos, celebrar y empezar a organizarnos para pensar en la nueva estrategia que debemos establecer para ser exitosos en el 2016. Si tuvimos más fracasos que logros de nada nos servirá tirarnos al drama y darnos golpes de pecho por nuestra mala actuación, tenemos que sacar conclusiones, reorganizarnos y mentalizarnos para que en el 2016 no ocurran los mismos errores, con la única misión de obtener el éxito esperado que nos llevará a grandes alturas dentro de la empresa.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299