El contesto actual modificó (quizá para siempre) los modelos dentro del mercado laboral. El aislamiento obligado y necesario llevó a las empresas a adoptar formas de trabajo remota, mismas que en el país, cuando menos, aún tienen muchas áreas de oportunidad. El home office es una realidad para una parte pequeña de las compañías en el país.

Basta con reconocer que de acuerdo con Statista hasta el año pasado, en México apenas un 39 por ciento de empleados trabajaba de forma remota o haciendo home office.

Sobre la misma línea se mueven los datos entregados por un estudio firmado por Villavicencio Ayub reveló que solo 2 de cada 10 empresas han adoptado esta modalidad.

La necesidad de un nuevo liderazgo

Aunque el home office ha demostrado tener muchas ventajas para muchos empleados y muchas empresas, lo cierto es que implementar este modelo supone varios retos.

Según Money Crashers muchas personas tienen problemas gestionando sus horarios de trabajo. A la vez, The Muse cree que también la comunicación con el equipo parece insuficiente, si no es que ausente.

Adoptar un modelo de trabajo a distancia demanda muchos recursos y esfuerzos. En principio se debe de invertir para hacer móvil a todo el equipo, en donde la compra de dispositivos así como licencias de ciertas plataformas de tareas colaborativas es el primer paso.

No obstante, aunque estos recursos se tengan de nada servirá si no se entiende que el funcionamiento del equipo de trabajo está obligado a cambiar, en donde uno de los primeros en trasformarse deberá de ser el rol de los líderes.

No es lo mismo guiar a un equipo de manera presencial que hacerlo bajo un modelo de home office, lo exige un nuevo perfil de líder.

5 cualidades básicas para el futuro

Si bien hoy la exigencia de trabajar es tangible, la realidad es que esto es un fenómeno que podría convertirse en la norma luego de la pandemia, por lo que los líderes deben estar preparados.

En esta línea, vale la pena retomar las cinco cualidades que deben tener los líderes para gestionar de manera adecuada a sus equipos en tiempos de home office que comparten desde W&V:

Seguridad y transparencia 

Si bien estos elementos son clave en cualquier momento, en tiempos de home office y más en momentos de crisis es necesario que los empleados perciban estos elementos para certidumbre en la dirección y orientación que se está dando a cada esfuerzo.

Así se recomienda mantener a los empleados al día con información clara y transparencia como en lo referente a los resultados obtenidos por las estrategias dictadas. Esto evitará que gasten energía en especulaciones sobre su futuro laboral y mejorará la concentración en los objetivos a alcanzar.

Comunicación accesible y constante 

En este tipo de modelos se hace algún más indispensable establecer canales de comunicación constantes y accesibles. Los líderes deben estar a disposición de sus empleados mediante canales concretos para atender dudas, comentarios o inquietudes que puedan surgir.

Es recomendable realizar reuniones online frecuentes, debido a que estos acercamientos dotan de  estructura y seguridad a las tareas emprendidas por la plantilla.

La conversación uno a uno con los colaboradores no puede tampoco dejarse en segundo plano; este es un esfuerzo que sumará a la necesidad de entregar seguridad.

Confianza en el equipo 

Los líderes deberán de ser menos aprensivos con sus equipos y confiar en que cada elemento está realizando las tareas que le corresponden.

Para muchos lideres el home office es un modelo que supone perder el control sobre sus subalternos; sin embargo, la realidad es una forma de laborar que permite identificar en qué mediad cada miembro está comprometido con los objetivos de la empresa.

Confiar en la plantilla permitirá identificar a aquellos jugadores de especial valor y quienes necesitan algo de motivación para seguir aportando a los intereses comunes.

Reglas claras y puntuales 

Plantea objetivos claros a corto, mediano y largo plazo, mismos que deben ser parte de una planeación meticulosa que debe ser entregada a todo el equipo.

Es importante que los líderes se aseguren que la información llegó a sus empleados correctamente.

Esto permitirá que se establezcan garantías tanto para los colaboradores como para los mismos líderes en lo que se refiere a derechos, obligaciones y tiempos de labores.

Flexibilidad 

Ante problemas o dificultades, los líderes deben tomar decisiones ágiles. En trabajo remoto, no hay mucho tiempo para discutir un cambio necesario.

Al implementar la modificaciones pertinentes, los líderes deberán de ser flexibles para tomar decisiones en donde la norma sea ganar-ganar para ambas partes.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299