x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

5 consejos para evitar los peligros de las cookies

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
El uso de las cookies, así como es benéfico, también ha sido duramente criticado por los problemas de seguridad que puede causar para el usuario. Lo que es una realidad es que navegar por internet conlleva cierta responsabilidad que debemos minimizar al máximo mediante ciertas prácticas.

Cada vez que entras a internet hay un mecanismo que se encarga de rastrear lo que buscas, lo que ves y lo que compras para guardarlo en una especie de memoria y ofrecerte contenidos acordes a tus hábitos de navegación. Son las cookies, mismas que están diseñadas para hacer más personal tu navegación por internet.

Sin embargo, pese a que su uso en apariencia es útil y nos ahorra tiempo buscando cosas de nuestro interés, su existencia también está relacionada a ciertos peligro de seguridad si no sabemos manejarlas como se debe. Hay dos tipos de cookies: las que solo se activan mientras navegamos por la web y desaparecen cuando salimos y las que permanecen de manera constante durante un número variable de sesiones o hasta que las eliminamos manualmente.

Hay un tercer tipo de cookies, las denominadas ‘de terceros’, que están en determinadas webs y rastrean el comportamiento de los usuarios con fines comerciales y publicitarios. Así es como vemos anuncios de artículos que son de nuestro más profundo interés y que a veces nos da la sensación de ser vigilados, pues la propuesta publicitaria es muy exacta.

El uso de las cookies, así como es benéfico, también ha sido duramente criticado por los problemas de seguridad que puede causar para el usuario. Lo que es una realidad es que navegar por internet conlleva cierta responsabilidad que debemos minimizar al máximo mediante ciertas prácticas:

Elimina las cookies. Elimina tu historial de navegación y las cookies antes de salir de tu edición. Existen herramientas que también te ayudan a hacerlo. De esa manera es como si borraras el rastro que dejas en internet, y aunque la web siempre se las arregla para saber lo que viste, por lo menos no le dejarás las cosas tan sencillas. Es el paso más básico de todos.

Evita compartir todo. Es conveniente no introducir datos personales en sitios donde las cookies puedan almacenarlos. Asimismo recuerda no dejar abierta ninguna cuenta o sesión, pues además de las cookies, otra persona puede acceder a tu información sin que te des cuenta.

Ten lo último en protección web. Procura tener el último antivirus del mercado o una versión lo más actual posible. De esa manera será más complicado que las cookies y los piratas informáticos accedan a tu información personal.

Modifica los ajustes del navegador. De esa manera tendrás el control sobre la información que rastrean las cookies. Accede a los ajustes de privacidad de tu navegador y configura sus opciones. Navegadores como Firefox y Safari ofrecen un mayor control sobre ello, aunque todos tiene te dan la opción de configurar este detalle.

Usar los Add-Ons. Esta herramienta te ayuda a gestionar las cookies de manera más específica. Incluso puedes activar sólo aquellas con las que quieras compartir tu información online.

También puedes leer:

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados