Internacional.- Si tienes que enviar un email de trabajo, algo muy común hoy en día, es algo que hay que hacer con suma cautela ya que, actualmente, es una de las principales vías de comunicación entre los trabajadores de diferente índole y su forma de utilizarlo y tiene consecuencias que también lo son.

Es por eso por lo que si tienes que enviar en tu día a día un email laboral, son muchas las cosas que deberías tener en cuenta. A continuación te ofrecemos algunas de las más importantes. para que las tengas en cuenta y logres enviar el mejor correo electrónico de trabajo.

1.- El objetivo

Esta es una de las cosas más obvias pero que al recibir un email no siempre queda claro lo que quieras transmitir al interlocutor. Así que antes de pulsar enviar tendrás que definir cuál es el objetivo del e-mail y decidir cómo escribirlo para conseguir así el impacto deseado en el interlocutor y es que una vez enviado, ya no hay vuelta atrás.

2.- A quién te diriges

Sabiendo a quién te vas a dirigir con tu mail, debes adaptar el lenguaje y la forma de comunicación hacia esa persona o grupo. Piensa en el receptor y en cómo le gustaría recibir tu mensaje. Además, debes incluir solo a quienes deben estar entre los destinatarios y no incluir a todos los miembros de la compañía.

3.- Breve

El cuerpo del mensaje debe cumplir la premisa de breve y bueno, dos veces bueno. Para ser más eficientes, la tendencia debe ser abreviar. Es decir, el receptor debe poder leer solo lo necesario y si quieres añadir más información, tendrás que hacerlo a través de otra vía como una visita o el teléfono.

4.- Estructura

Otra cosa a tener en cuenta al enviar un mail laboral es la estructura del mismo. El asunto es muy importante y quien recibe el correo tiene que saber con un simple vistazo y, nada más leer el asunto, de qué se trata y cuál es la importancia y urgencia que tiene. Deberás usar el mínimo número de caracteres para transmitir lo máximo.

Además de un buen asunto, el email de trabajo debe incluir una parte introductoria, otra en la que se den los datos relevantes y una última que sea una llamada a la acción o CTA (“Call To Action”). También la firma es muy importante.

5.- Horario de envío

A la hora de enviar un correo electrónico laboral, te debes ceñir a las horas de la jornada laboral, ya que esto es una forma de dar ejemplo. Además, debes ceñirte a un horario puesto que en la actualidad estamos hiperconectados y pensamos que “yo lo envío y ya lo lee cuando quiera” pero esto no es real, ya que en el momento que la persona que recibe el mail, se para y vuelve a conectar rápidamente con el trabajo.

Y tú, ¿qué aspectos tienes en cuenta a la hora de redactar un correo electrónico laboral?

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299