5 claves para maximizar tu motivación y rendimiento personal

Saber aprovechar tus recursos al máximo e identificar los principales factores que influyen en tu productividad y motivación te puede traer grandes beneficios para tu vida.

Hemos mencionado varias veces que “hacer más” no implica forzosamente una mayor eficiencia o eficacia. Si bien es importante tener orden y maximizar el tiempo, para ser más productivo es crucial desarrollar un equilibrio adecuado entre los recursos que tienes y las actividades que desempeñas.

 

El tema es que, más allá de la capacidad para organizarte y sacarle jugo a tu agenda, hay otro factor que influye directamente en tu capacidad para realizar las cosas; la motivación. Los 5 aspectos que influyen directamente en la motivación para realizar las cosas y en la productividad con la que se llevan a cabo son:

Nivel óptimo de Salud

Tu salud física es un aspecto crucial para ser realmente productivo. Nuestro cuerpo es el “vehículo” y sostén con el que realizamos cualquier cosa, por lo que mantenerlo en óptimas condiciones es esencial.  Encuentro 4 aspectos principales que conviene cuidar para fomentar su buen funcionamiento: 1) Hacer ejercicio 2) Comer saludablemente 3) Tomar suficiente agua 4) Dormir suficiente. Mantener una disciplina en estos aspectos influirá directamente en tu estado de ánimo, claridad, motivación y rendimiento diario.

Mentalidad Adecuada

La mente tiene una gran relevancia en el rendimiento, por lo que nutrirla y domarla es también un requerimiento esencial. Aquí hay 3 puntos importantes que conviene considerar para mantener “bien calibrada” la mente:  1) Utiliza tu tiempo conscientemente, 2) Reduce el estrés 3) Ejercita tu confianza. Tener la capacidad de elegir conscientemente la cantidad de tiempo que le destinas a cada cosa, de acuerdo con lo que te retribuya es la primera clave para mantener una mente despejada. Por otro lado, saber controlar y mitigar el estrés es también una necesidad ya que el estrés es una de las principales causas que minan la claridad de mente. Finalmente, desarrollar la confianza es igualmente necesario, ya que es uno de la capacidad de logro depende directamente de esta.

Resiliencia desarrollada

No todo en la productividad se relaciona con hacer y ejecutar. Hay un factor importante que incide directamente en la motivación que es el de la tolerancia a la frustración. Conocer la propensión de uno mismo a “rendirse” y aprender a “no tirar la toalla” es esencial a la hora de mantener la motivación y el rendimiento. Simplemente, hay ocasiones en que el esfuerzo no trae resultados inmediatos y hay que tener la capacidad de mantenerse por períodos prolongados sin recibir el resultado inmediato esperado.

Tener un Reto

¿Qué tanto reto sientes en tus actividades? ¿Lo que haces te edifica? ¿Sientes que te estás desarrollando? El reto es el un gran motor de la productividad. Sin reto no hay motivación y sin motivación será muy difícil rendir al máximo.

Realización y Retribución

¿Sientes que tienes logros relevantes? ¿Sientes que aportas y haces una diferencia importante en algo o para alguien? La realización que obtiene en el trabajo es el principal motor que mantiene la productividad. Si no te sientes realizado con lo que haces, será muy difícil sostener tu rendimiento a tope por períodos prolongados. Por otro lado, un gran esfuerzo debe recibir una retribución en una medida similar. ¿Sientes que los beneficios que obtienes de tu trabajo corresponden a tu esfuerzo y empeño?

Recuerda que el rendimiento no tiene que ver solamente con los resultados finales, sino también con disfrutar el proceso que llevamos a cabo. En la medida en la que entiendas la motivación y todos sus motores como el eje de tu rendimiento, irás por el camino correcto.

¿Cómo te motivas? ¿Conoces algún otro método para incrementar y sostener tu rendimiento diario? Quiero saber qué piensas. Comparte tu opinión en este espacio y mantengamos la conversación en Twitter: @carlosluer. Nos seguimos leyendo por aquí.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299