5 claves para emprender exitosamente

Twitter: @carlosluer

Emprender en un negocio propio puede ser todo un reto. Aunque el tema se asocia generalmente a un mayor bienestar, libertad y realización, lograr que éste trascienda y perdure en el tiempo como “verdadero negocio” es un reto que no cualquiera puede lograr. Sin embargo, es una posibilidad que siempre está al alcance.

Emprender un buen negocio no necesariamente requiere grandes cantidades de dinero, iniciar con una infraestructura robusta o inventar el producto más innovador. Más bien, requiere la capacidad de encontrar una oportunidad y saberla aprovechar adecuadamente.

Aquí comparto algunas consideraciones que son importantes para incrementar las posibilidades de éxito en el emprendimiento de un proyecto:

1. Asegúrate que tus “clientes” en verdad son clientes
Es muy importante confirmar que el producto o servicio que pensamos ofrecer tiene o tendrá eventualmente una base de clientes estable que lo adquirirá. Muchas empresas fallan por no evaluar apropiadamente a su base de clientes, pasando la mayor parte del tiempo en el desarrollo de su idea y cuando salen al mercado encuentran que quienes pensaban que serían sus clientes sencillamente no compran. Los negocios exitosos basan su desarrollo en una base de clientes verificados, confiables y buenos pagadores.

2. Equilibra tu plan de negocio y su ejecución
Es muy importante tener un buen plan de negocio en el que fundamentarás el desarrollo de tu idea, pero es igual de importante saber traducirlo a la realidad. Saber hacia dónde vas es indispensable, pero también es esencial ser lo suficientemente flexible para modificar los planes a la hora en que se presentan contratiempos o cambios en tu entorno interno o externo. Mantén el plan simple y con objetivos fácilmente identificables, medibles, logrables. No olvides que, aunque la idea precede a la acción, es a través de la acción que la idea se valida y toma su forma final.

3. Optimiza los recursos
Conseguir recursos para la etapa temprana de un nuevo negocio puede llegar a ser complicado. Es por esto que la habilidad para maximizar y conservar los recursos en la etapa inicial del negocio, incrementan dramáticamente las probabilidades de éxito del mismo. Aún con un presupuesto amplio, las empresas que mejor subsisten, son aquellas que saben administrar sus recursos eficientemente y vivir “por debajo de sus posibilidades”.

4. Forma un equipo correcto
Es importante darte cuenta de cuándo apoyarte en la gente adecuada para las actividades que te hacen perder foco. Ya sean áreas en las que no eres el más competente o actividades que consumen tiempo valioso que podrías invertir en cuestiones más productivas. Construir el equipo correcto implica también hacerlo en el tiempo correcto. Contratando antes de tiempo más gente, puede provocarte una descapitalización y gastos o presiones innecesarias.

5. Enfócate en diferenciarte
A final de cuenta, lo más relevante es que debes tener bien definida la idea de que quieres hacer. Muchos negocios se forman y se vuelven exitosos porque saben detectar necesidades importantes y logran elaborar formas eficaces de satisfacerlas, ya sea desarrollando un producto completamente innovador que identifica y soluciona un “nuevo problema” o desarrollando uno que satisface más “eficientemente” una necesidad que otro producto satisfacía anteriormente. Algo muy importante aquí es no identificar o resolver un problema “equivocado”, es decir un problema que no es problema para quienes serían nuestros clientes. Así pues, validar nuestras ideas y suposiciones es indispensable antes de abrir cualquier negocio. Por último, recuerda que lo más importante es hacer algo que te guste. ¡Si haces lo que te gusta y perseveras, lo vas a hacer bien!

No estamos hablando de reglas “infalibles”, ya que cada caso puede tener diferentes variables que alteren la ecuación, pero en lo general estos puntos te ayudarán a incrementar dramáticamente tus posibilidades de éxito. Me encantaría conocer tu opinión en este espacio. Sígueme en Twitter: @carlosluer. Nos seguimos leyendo por aquí.