5 buenas practicas para reflexionar antes de renovar la plantilla laboral

Renovar el conocimiento no solo es cuestión de capacitación que proporciona la empresa que te contrata, también es tu responsabilidad como colaborador

Cuando escucho la frase: “renovamos toda la plantilla”, es como sí dijeras: ¡tiré mi casa, nunca le di mantenimiento y mejor me compré otra!

Contar con colaboradores capacitados es cuestión bilateral, la empresa capacita a sus colaboradores y los colaboradores, se capacitan mediante diversas herramientas que actualmente existen como webinars, tutoriales, seminarios online, etc.

Insisto, renovar el conocimiento no solo es cuestión de capacitación que proporciona la empresa que te contrata, también es tu responsabilidad como colaborador, por ello aprende, desaprende y reaprende.

Contar con un Plan de Capacitación y Adiestramiento, no solo es necesario para generar mejor productividad, otro beneficio es cumplir con la Ley. Recuerda artículo 153 de la Ley Federal del Trabajo: “Todo trabajador tiene derecho a que su patrón, le proporcione capacitación y adiestramiento”.

Lo que me hace ruido, es que con varios trabajadores se ha invertido tiempo, dinero, han realizado aportaciones de mejora, pero se opta por contratar nuevo personal y desestimar el know how de los otros colaboradores. En este caso los nuevos integrantes, tienen dudas, a veces pasan por situaciones semejantes.

Entiendo que los cambios son necesarios, pero tampoco cometamos acciones drásticas, consecuencia de falta de planeación y gestión de talento.

¿Cuál es mi sugerencia para evitar renovar la Plantilla intempestivamente?

1. Debemos gestionar el talento humano con astucia, para integrar equipos multigeneracionales productivos, felices y competitivos que compartan su conocimiento y complementen sus conocimientos.

Integrar a equipos multigeneracionales, Yo no desestimo a ninguna generación, unos tienen experiencia, metodología, años de enfrentar retos e imprevistos, otros llegan con una visión más tecnológica.

De generaciones como Baby Boomer o Generación X, aprendí metodologías como 5 S´s, Lean Manufacturing, entre otras, de las actuales y por cuenta propia he seguido aprendiendo y por lo visto no dejaré de aprender.

Esa filosofía debemos tener: ¡aprendizaje continuo!

2. Actualicemos nuestros conocimientos, de manera continua como hábito personal, eso te mantendrá vigente en el mercado.

3. Y a las generaciones más jóvenes, tengan humildad para preguntar, pedir asesoría a las generaciones más grandes, hay mucho que aprenderles.

Renovar toda la plantilla, no siempre es la mejor decisión, eso no es garantía de mejor productividad.

4. Con respecto a la gestión interna de talento, aclaro la Curva de aprendizaje, no depende exclusivamente del colaborador y de su habilidad para integrarse, depende también del seguimiento que se le dé su proceso de OnBoarding, el cual debe ser un acompañamiento profesional, empático y con capacitación como Inducción al puesto e Inducción a la empresa.

El Futuro del trabajo, requiere mejores habilidades, ¿cómo te preparas para enfrentarlo?(empresa y colaborador)

Colaborador: ¡No esperes a que la empresa te capacite, depender de ella y luego frustrarte porque la vida se fue y tus conocimientos se volvieron obsoletos! ¡Toma la iniciativa y actualízate!

Te recomiendo leer: “Valor agregado a tu trabajo: ¿qué te hace diferente de la competencia?

Fuente:

Mi experiencia profesional en Consultoría de negocios,

¡Muchas gracias por leerme, comparte este artículo y cita la fuente!

Sígueme en redes, ¡platiquemos!: Linkedin: ®Nelli Aca & Twitter: @nelli_aca