Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

5 aprendizajes de marketing de la abdicación del rey Juan Carlos

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on twitter
Madrid, España.- La noticia sobre la abdicación del monarca español en su hijo, el príncipe Felipe, fue sin duda la gran protagonista del lunes 2 de junio en España, donde durante horas, en televisión, radio, diarios y redes sociales, no se hizo otra cosa que analizar la decisión de Juan Carlos I, así como sus causas y consecuencias.

Madrid, España.- La noticia sobre la abdicación del monarca español en su hijo, el príncipe Felipe, fue sin duda la gran protagonista del lunes 2 de junio en España, donde durante horas, en televisión, radio, diarios y redes sociales, no se hizo otra cosa que analizar la decisión de Juan Carlos I, así como sus causas y consecuencias.

Más notas relacionadas:
Los mejores memes creados por la abdicación del Rey de España
Abdicación del Rey Juan Carlos se convierte en trending topic mundial
La abdicación de Juan Carlos I alcanza en pocas horas 141.842.938 impresiones en Twitter

Y es que los últimos tiempos no han sido fáciles para la Casa Real española, aunque en esta ocasión, a nivel del uso de las estrategias de comunicación y marketing puede decirse que, hasta el momento, el cometido se ha logrado con éxito, tal como muestran las siguientes consideraciones:

1. ¿Quién comunico qué?

La participación del rey Juan Carlos en la historia española ha sido fundamental para la transición democrática tras la muerte de Franco, tras lo cual España se convirtió en una monarquía democrática parlamentaria, donde en rey es jefe de Estado, mientras que el presidente ostenta la jefatura del Gobierno de España.

Por ello y en continuidad con el talante democrático mostrado por el rey Juan Carlos, durante lo que ha sido su reinado, fue significativo que rol protagónico que dio al Presidente Mariano Rajoy, para que fuese el quien anunciase la decisión tomada por el rey. Un demostración de unidad de las figuras que ambos representan, especialmente porque la abdicación del rey, ha vuelto a poner en la palestra de la opinión pública, la existencia de una institución como la monarquía.

2. El momento ‘psicológico’

La popularidad de la Casa Real en estos momentos atraviesa malos momentos. Según los datos aportados por el las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), cuenta con el nivel de  más bajo de confianza de parte  de los ciudadanos, en los últimos 20 años. Mientras en 1994, en una escala del 1 al 10, obtenía 7,46 puntos, ha venido bajando, de forma notable en los últimos 5 años, hasta llegar a 3,72 puntos en el grado de confianza.

Las razones para ello son múltiples, pasando por la crisis económica (donde todos los gastos del Estado han sido cuestionados) pasando por el famoso viaje de caza de elefantes en Botswana (una de las aficiones del rey)y una supuesta relación con la princesa alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein, hasta llegar a la imputación de su yerno Iñaki Urdangarin por presunta corrupción en el ‘caso Nóos’, que ha salpicado también la actuación de su hija, la infanta Cristina.

Esto último es sin duda para muchos analistas, una de las mayores causas del deterioro de la imagen de la Casa Real española, especialmente porque aparte de las investigaciones y señalamientos de estos meses, hace pocos días la Agencia Tributaria confirmó que Urdangarín defraudó más de 240.000 euros durante los ejercicios fiscales 2007 y 2008.

Entre los múltiples factores que habrían impulsado al monarca a tomar la decisión, aparte de los de salud, sin duda una retirada estratégica en momentos en los que el caso podría resultar desfavorable para los indiciados, contribuiría a no manchar la imagen del príncipe Felipe, quien en todo momento se ha mantenido al margen de la situación en la que están señalados su cuñado y su hermana.

De esta forma, aunque el rey Juan Carlos sale afectado, lograría salvar la imagen del príncipe y el cambio generacional ofrecería a la monarquía española la oportunidad de ganar nuevamente la apreciación de los españoles que en estos momentos dudan de la institución.

3. La época del año

Pero no sólo se trata de una decisión tomada en un momento ‘psicológico’ adecuado, sino de la época del año en la cual se hace. En España la llegada del verano es un evento casi ‘religioso’ por las connotaciones que trae en la vida diaria. Las preocupaciones y el ritmo de las actividades cambia, todo se toma con más calma y ello permitiría que el nuevo rey, tenga un mayor margen de tiempo para adecuarse a su posición, pues no importa cuan preparado esté el príncipe Felipe, las comparaciones serán obvias y el momento histórico en el que le tocará asumir, muy diferente al de su padre.

Y si a ello le sumamos la cercanía del mundial, cuando precisamente La Roja defenderá su primera estrella con la intención de obtener una segunda, no parece del todo casual la elección del momento, especialmente cuando el mismo rey ha confesado que decidió abdicar en enero, por lo que llevaba meses meditando el momento de hacerlo.

4. Las Redes Sociales

A la decisión sobre el momento adecuado para dar a conocer su decisión, se suman los nuevos instrumentos, que respaldan lo anterior, pues la Casa Real inauguró su cuenta de Twitter, hace apenas unos días, más específicamente el 21 de mayo, con lo que ahora se puede entender, como una muestra de la decisión que se acercaba y como una demostración del paso a las generaciones más jóvenes, a las que hizo alusión en su mensaje. Entendiendo en este relevo, el uso de nuevas tecnologías para comunicarse con los españoles, como quedó evidenciado con el mensaje sencillo y directo, acompañado por las respectivas imágenes, que daban cuenta de la abdicación del rey, poco después del anuncio realizado por Mariano Rajoy y cual si de una ‘infomacion más’ se tratara…

Captura de pantalla 2014-06-03 a las 14.58.26

5. Mensaje claro y directo

El cierre de la información fue el mensaje transmitido en radio y televisión en el que el propio rey, de forma clara y directa, anunciaba su abdicación a favor del príncipe Felipe, acompañado en el fondo de una fotografía en la que se podía ver a Don Juan Carlos, al príncipe de Asturias y a la Infanta Leonor, la que se convertirá dentro de poco en la nueva heredera al trono. A lado de esta imagen, la foto del rey y su padre, el conde de Barcelona. Imágenes de lo ha fue y de lo que será. A buen entendedor, pocas palabras.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados