Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

49 años retrocedería EU en Derechos Humanos si penalizan el aborto

Si se validara el reciente borrador anti aborto, presente en la Corte Suprema de EU, el país retrocedería 49 años en Derechos Humanos.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
app, embarazo
  • El lunes 2 de mayo se filtró un borrador de la Suprema Corte de Estados Unidos que pretende anular la sentencia “Roe vs. Wade”.

  • Desde que se legalizó, las mujeres estadounidenses se han visto limitadas por legislaciones locales y por la desprotección del Estado.

  • El borrador se une a una larga cadena de legislaciones que les impide acceder al derecho de salud y decisión sobre sus cuerpos.

En una audiencia llevada a cabo el 13 de diciembre de 1971, una mujer soltera embarazada llamada Roe interpuso una demanda colectiva contra las leyes penales de Texas que referían a la ilegalidad del aborto, solo por excepción médica. A favor de los derechos reproductivos fue donde se abrió el parteaguas de permisión de aborto en Estados Unidos (EU) y a través de los años, los legisladores han tratado de restringir el derecho de las mujeres estadounidenses y con la filtración del borrador de la Corte Suprema de EU, en el que se pretende anular la sentencia “Roe contra Wade”, el país retrocedería 49 años en Derechos Humanos.

Actualmente, el derecho de las mujeres a acceder a derechos integrales de salud, incluido el aborto, se apega a los estándares internacionales sobre derechos humanos.

Estos derechos son violados cuando los Estados vuelven los servicios de aborto inaccesibles para las mujeres que los necesitan (…) Los Estados también son responsables de las altas tasas de muerte y lesiones de las mujeres que son forzadas a recurrir a abortos en condiciones de riesgo”, dice el Centro de Derechos Reproductivos.

 

Situación del aborto en EU: el país retrocedería 49 años en Derechos Humanos

Con el contenido de los fallos relacionados con el aborto de Roe vs. Wade se anularon todas las legislaciones estatales que prohibían el aborto, garantizando su legalidad y seguridad para todas las mujeres de todos los niveles socioeconómicos del país.

A decir de Elizabeth Maier en su investigación “Libertades restringidas: el aborto y el ocaso de la libertad de decisión en Estados Unidos”, la decisión de la Suprema Corte se basó en tres consideraciones centrales: el interés del Estado por proteger la salud de la mujer sobre la del feto; un interés del Estado por el embrión como un ciudadano potencial y la consideración de los profesionales de la medicina frente a los criterios morales y de religión.

Y aunque la solución de la Suprema Corte abrió nuevos caminos jurídicos, la resolución e instrumentación quedo en las manos de los estados.

“Anteriormente, se pensaba que el embarazo no era un campo para la revisión judicial en tanto que no es una condición permanente; sin embargo, las cortes respondieron a la insistencia de las mujeres, los médicos y otros grupos e individuos de que el embarazo debida entrar al proceso judicial”, dice Michelle Condit en Decoding Abortion Rhetoric.

La filtración no ha sido el único caso reciente en el que el Gobierno de EU pone en boca de la opinión pública mundial los derechos reproductivos de las mujeres. En 1976, el Gobierno aprobó la Enmienda Hyde que prohibió el uso de recursos federales para procedimientos de aborto.

Con su aprobación quedó expuesta la población de bajos recursos y la protección del Estado se debilita ante ciertos sectores.

Y fue en 1992 con el caso de Casey donde se privilegio a los gobiernos estatales frente a la legalización del aborto, ya que se promulgaron leyes estatales para condicionar la decisión de las mujeres frente a su cuerpo.

El 18 de abril de 2007, la Suprema Corte, ratificó la Ley Gonzalez, la cual penaliza abortos en el segundo trimestre de embarazo, es decir, criminaliza el aborto por término tardío.

 

Una historia de impedimentos jurídicos, ¿EU retrocedería 49 años en Derechos Humanos?

De acuerdo con la investigación de Elizabeth Maier, entre 1995 y 2013 “se aprobaron leyes que instituyen demoras serias e impedimentos jurídicos para la práctica de aborto en 41 de los 50 estados.

Por ejemplo, en 2011, Texas contaba con 44 clínicas para la atención integral a la salud reproductiva y para 2013 se redujeron a 20 debido a las condiciones estatales. Ello, impulso a las mujeres vulnerables a buscar lugares para realizar la practica, muchas de ellas, viajaban para cruzar la frontera con México.

Estados Unidos expone una energía política anti aborto que en pleno 2022 sigue persistiendo. Los derechos humanos de las mujeres se ven mermados por la persistencia intensa de legislar sobre los derechos reproductivos de las mujeres.

Ello, expone que aún no existe una separación entre el Estado y la religión que muchos políticos conservadores inmiscuyen en su actuar y toma de decisiones, lo que pone en riesgo a miles de mujeres que pertenecen al sector vulnerable y pobre de la población norteamericana.

De acuerdo con la Oficina del Censo de los EU,  hasta 2020, el porcentaje de personas con cobertura de seguro médico estuvo en 91.4 por ciento y estimó que 8.6 por ciento de personas, es decir, 28 millones no tuvieron seguro médico en ningún momento. En el mismo año, la tasa oficial de pobreza se ubico en 37.2 millones de personas (11.4 por ciento) y aumento un punto porcentual desde 2019, es decir, 3.3 millones de personas.

No obstante, pareciera que la forma de pensar de la población estadounidense va hacia un distinto camino, una encuentra realizada en 2021 por el Pez Research Center reveló que el 59 por ciento de los adultos estadounidenses consideraban que el abordo debía ser legal en la mayoría de los casos; mientras que, el 39 por ciento apuntó que debía ser ilegal.

Cabe destacar que el número de abortos ha ido en aumento desde 1970, de acuerdo con datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y el Instituto Guttmacher en el año de la legalización del aborto se registró 193 mil 491 abortos, en 1981 aumentaron a un millón 300 mil 760, para 1990 llegaron a un millón 429 mil 247 y para el 2000 redujeron a 857 mil 475 y siguieron disminuyendo hasta 2016 alcanzando la cifra de 623 mil 471.

De acuerdo con Catalina Martínez, responsable del Centro de Derechos Reproductivos fue Latinoamérica y el Caribe, en dado caso de que la Suprema Corte anule “Roe vs. Wade”, las mujeres verían vulnerados sus Derechos Humanos y las más afectadas serían las que se encuentran en situación de vulnerabilidad: las racializadas, latinas y migrantes.

 

Leer más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores