Una de las tendencias que trajo la era digital fue el uso de hashtags dentro de cualquier conversación. Estas peculiares etiquetas que se popularizaron en Twitter han trascendido el mundo de los tweets y post para ser parte del imaginario social.

Para las marcas se ha convertido en un aliado importante para impulsar sus estrategia de social media, entender los intereses de las audiencias e identificar aquellas conversaciones que son de interés de las audiencias.

Hoy en día, se comparten hasta 125 millones de hashtags durante el transcurso de la jornada completa. Y no solo en Twitter. De hecho, también Instagram o en Facebook ya son utilizados. Incluso en la red social visual y se supera a pasos agigantados, pues se ha convertido en una muy buena opción para hacer crecer negocios.

Según SimplyMeasured, las publicaciones de Instagram con al menos un hashtag tienen 12.6 por ciento más participación que aquellas que no tienen ninguno. Y aunque cada publicación de Instagram permite hasta 30 hashtags, el promedio es de 11.

Mitos que debes ignorar

Aunque el uso de hashtags se ha perfeccionado al interior de la industria publicitaria, es cierto que desde su nacimiento hasta ahora, estas etiquetas han evolucionado de manera importante.

Con esto en mente, cabe mencionar algunos mitos de los que cualquier equipo de mercadotecnia deben alejarse para capitalizar el potencial que los hashtag prometen en términos de efectividad:

Sólo se debe utilizar un hashtag por tweet

Esta fue la norma no dicha que por muchos años premio el uso de estas etiquetas; sin embargo, muchos casos han demostrado que en realidad pueden utilizarse todos los hashtags que se deseen siempre y cuando el mensaje sea entendible y cada etiqueta tenga relación con el mensaje principal que se quiere transmitir. Se recomienda como máximo usar 2 o 3 como máximo.

Los hashtags en inglés funcionan mejor

Muchas marcas optan por utilizar vocablos en inglés para impulsar sus acciones en redes sociales; no obstante, experimentar con otros idiomas puede ser funcional. Está comprobado que el 86 por ciento de tendencias son en español, el 10 por ciento en inglés y un 3 por ciento en catalán.

El tamaño no es importante

Entre más largo sea un hashtag es mucho más difícil que este se convierta en una tendencia. Mientras más corta la etiqueta, la tendencia será más fluida y correrá más rápido.

El uso de mayúsculas es opcional

El 71 por ciento de los trending topics contienen mayúsculas para diferenciar palabras dentro del hashtag, lo que mejora su lectura y comprensión. Combinar altas y bajas no es una opción, sino una necesidad para mejorar las garantías de efectividad de cada etiqueta utilizada.