x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

4 factores clave para vencer el miedo ante una decisión difícil

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Cuantos de nosotros no hemos dejado ir oportunidades o hemos dejado de hacer cosas simplemente porque el miedo es más fuerte que la voluntad, la fe, la confianza y la valentía. El miedo suele alertarnos de peligros que podrían dañar o perjudicar nuestra vida o la de alguien más, sin embargo también existen otros tipos de miedos arraigados a nuestras creencias que pueden limitarnos a cumplir nuestros más grandes sueños.

Cuantos de nosotros no hemos dejado ir oportunidades o hemos dejado de hacer cosas simplemente porque el miedo es más fuerte que la voluntad, la fe, la confianza y la valentía.
El miedo suele alertarnos de peligros que podrían dañar o perjudicar nuestra vida o la de alguien más, sin embargo también existen otros tipos de miedos arraigados a nuestras creencias que pueden limitarnos a cumplir nuestros más grandes sueños.

¿Cómo podemos vencer el miedo cuando sabemos que puede existir una valiosa oportunidad de crecimiento o un resultado magnífico?

A continuación 4 factores clave que debes considerar cuando una decisión o situación se vea invadida por el miedo:

Tienes el control, solo de lo que puedes controlar: Muchas veces quisiéramos tomar las decisiones que más nos dan temor asegurándonos de que tenemos el control de absolutamente todo. Sin embargo, solo podemos controlar lo que está en nuestra mente y bajo nuestra influencia, pero no podemos controlar muchos otros aspectos que suceden al exterior. Muchas decisiones no se toman por miedo a lo que pueda suceder con aquello que no está bajo nuestro control. Debemos vencer el miedo al riesgo. Enfócate en lo que puedes controlar, contempla aquellos riesgos que puedan suceder fuera de la zona de control y planea algunas acciones y posibilidades alternativas. Asegúrate de tomar una decisión tanto razonada como objetiva, y no permitas que todo lo que no puedes controlar sea tan fuerte que no te permita avanzar y explorar nuevos caminos.
Confía en el proceso, más que en el resultado: No siempre nuestras decisiones tendrán buenos resultados, en ocasiones nos irá bien y en muchas otras no tan bien. Sea cual sea el resultado de la decisión siempre hay un proceso aleccionador. Tenemos que estar abiertos a equivocarnos y vencer el miedo al fracaso, la crítica, el juicio o las burlas para lograr grandes cosas. Debemos recordar que, el proceso de aprendizaje que se vive ante una decisión compleja o difícil siempre es positivo y enriquecedor. Recuerda la última decisión difícil que tomaste que no salió como esperabas, ahora pregúntate ¿hay algo positivo que he aprendido después de esta experiencia? ¿estoy mejor equiparado para tomar futuras decisiones? ¿haría las cosas diferentes si hoy se vuelve a presentar la misma oportunidad?
Haz uso de tu razón y presta atención a tu intuición: Vale la pena que ante una decisión difícil hagas uso de tu razón, contemplando de forma analítica las posibilidades de éxito o fracaso, así como todos los elementos que la constituyen. Suele suceder que muchas veces el miedo al fracaso nos obstaculiza el camino, por lo que vale la pena analizar la decisión de forma analítica. Así mismo, debes prestar justa atención a tu intuición de forma honesta y sincera. En ocasiones la razón y la intuición parecen contradecirse. La razón dice una cosa mientras que la intuición nos dice otra. Analiza bien todos los aspectos e intenta darle su justo valor a cada una de ellas.

No compres miedos que no te pertenecen: Muchas veces no tomamos decisiones porque compramos los miedos de otras personas. Es correcto y en ocasiones fundamental, pedir asesoramiento, consejos y recomendaciones, sobre todo cuando estamos ante una decisión compleja. Lo que no es correcto es que nos dejemos invadir por los miedos de otras personas cuando no necesariamente nuestra situación sea la misma que vivieron otras personas. Escucha y toma en consideración, pero se juicioso a la hora de evaluar tu decisión en base a lo que sabes son miedos que no te pertenecen.

En la vida parte de lo que nos hace sentir vivos es la capacidad que tengamos de vencer nuestros miedos para lograr nuestros sueños y metas. Vencer los miedos al fracaso, al que dirán, la crítica, al juicio, y todo aquello que nos limita a crecer y ser mejores personas es fundamental. Cabe señalar, que nunca estaremos tomando una buena decisión, ni se valorará el aprendizaje adquirido, cuando nuestras decisiones son dañinas o perjudican a alguien más o a nosotros mismos.

Paulo Coelho dice “Solo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar” yo digo que nunca irás por el camino equivocado cuando tu corazón te grita que es el camino correcto.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados