4 ejemplos exitosos de co-branding y por qué son tan geniales

El co-branding es una asociación estratégica de mercadotecnia y publicidad entre dos marcas en la que el éxito de una firma también trae resultados positivos a la marca asociada

branding
Imagen de Bigstock

Existe una buena posibilidad de que tus productos de consumo favoritos sean el resultado de dos marcas separadas que trabajan de manera conjunta. El co-branding es una asociación estratégica de mercadotecnia y publicidad entre dos marcas en la que el éxito de una firma también trae resultados positivos a la marca asociada.

De acuerdo con Hubspot, la marca compartida puede ser una forma efectiva de crear negocios, aumentar la conciencia así como entrar en nuevos mercados; para que una asociación funcione verdaderamente, tiene que ser beneficioso para todos los jugadores.

Ambas audiencias necesitan encontrar valor. Derivado del número elevado de casos de asociaciones de marcas. A continuación te presentaremos cuatro ejemplos en donde te mostraremos que los hizo tan exitosos.

1. GoPro y Red Bull

GoPro no solo vende cámaras portátiles, al tiempo que Red Bull no solo vende bebidas energéticas. En cambio, ambos se han posicionado como marcas de estilo de vida, en particular, un estilo repleto de acción, aventurero, intrépido y generalmente bastante extremo. Según HubSpot, estos valores compartidos los concierten en el maridaje perfecto para las campañas de co-branding, en especial aquellas relacionadas con los deportes de acción.

Para hacer que la asociación funciones, GoPro equipa atletas y aventureros aldedor del planeta con herramientas así como los fondos para capturar los momentos. Al tiempo que Red Bull utiliza su experiencia y reputación para realizar y patrocinar dichos eventos.

En declaraciones de Sean Eggert, director de marketing deportivo de Red Bull retomadas por HubSpot. “La tecnología de las cámaras GoPro nos permite complementar la programación al ofrecer nuevas perspectivas del atleta que nunca antes se habían visto”.

Quizás el mayor truco de colaboración entre ambas firmas fue “Stratos”, que se trató del salto que Felix Baumgartner dio a más de 24 millas sobre la superficie de la Tierra con una GoPro sujeta a su persona.

2. CoverGirl y Lucasfilm

Cada vez que se estrena en los cines una nueva entrega de la saga de Star Wars, genera un pandemónium mundial, y el lanzamiento de la película “Star Wars: Episodio VII The Force Awakens” durante 2015 no fue la excepción.

La compañía matriz de la serie, Lucasfilm, se asoció con CoverGirl para captar un público más amplio y hacer que los fanáticos nuevos y viejos se entusiasmen con el lanzamiento de la cinta. En el pasado, las películas de acción de la era espacial se promocionaban casi exclusivamente para hombres y niños; pero en la actualidad es una tontería, porque las personas de todos los géneros pueden estar interesados en la exploración espacial así como por el contorno del maquillaje por igual.

La línea fue diseñada por el famoso maquillador Pat McGrath, misma que presentó dos estilos: Light Side y The Dark Side, que los fieles seguidores de la saga reconocen como los lados del bien y del mal.

La asociación de marca conjunta fue una victoria para ambas marcas. Por una parte, Lucasfilm captó más atención y consiguió compradores de CoverGirl; mientras que la firma de maquillajes se montó en la tendencia de la publicidad de “La Guerra de las Galaxias” que se hizo cargo de internet, las tiendas y la televisión antes del lanzamiento de la película.

3. Nike y Apple

La marca deportiva Nike y el gigante tecnológico Apple han trabajado juntos desde principios de la década del 2000, cuando se lanzó la primera línea del iPod. De acuerdo con HubSpot, la asociación de co-branding comenzó como una forma de llevar música de Apple a los entrenamientos de los clientes de Nike, utilizando la tecnología al crear los rastreadores de fitness.

Desde ese entonces, la asociación evolucionó para convertirse en Nike+, que utiliza la tecnología de seguimiento de la actividad incorporada en la ropa deportiva y el equipo para sincronizar con las aplicaciones del iPhone para rastrear y registrar los datos de entrenamiento.

Los transmisores de seguimiento pueden integrarse en zapatos, brazaletes e incluso balones de baloncesto para medir el tiempo, la distancia, frecuencia cardíaca así como las calorías quemadas.

Esta asociación de marcas ayuda a ambas partes a brindar una mejor experiencia a los clientes, y con la popularidad de la tecnología de seguimiento de la condición física.

4. BMW y Louis Vuitton

El fabricante de automóviles BMW y el diseñador de productos de lujo Louis Vuitton pueden no ser los más obvios de los co-branding. Sin embargo, tienen algunas cosas importantes en común.

Si se centran las líneas de equipaje del diseñador, ambos están en el negocio de los viajes, ambos valoran el lujo, además de que las dos son conocidas, marcas tradicionales que son conocidas por la artesanía de alta calidad.

Por lo que los valores compartidos son exactamente la razón por la cual la campaña conjunta: el arte de viajar, tuvo sentido. Como parte de la asociación, BMW creó un modelo de automóvil deportivo denominado BMW i8, al tiempo que Louis Vuitton diseñó un conjunto exclusivo de maletas y bolsos de cuatro piezas que encajan perfectamente en la cajuela del vehículo.

Aunque el conjunto de equipaje de cuatro piezas cuesta 20 mil dólares, el precio es correcto para el cliente objetivo, ya que el modelo i8 comienza en los 135 mil 700 dólares. Además, el equipaje se asemeja a la imagen del modelo, resulta que los productos como algunas partes del interior del automóvil usan fibra de carbono.