4 desventajas de comprar contenido digital

La mayor parte de las personas jamás lee los términos y condiciones, y es por ello que a la hora de consumir contenidos digitales, ignoramos lo que hay detrás de esas “compras”. Estos son cuatro datos que posiblemente no sabías sobre el contenido digital.

1.- Las licencias expiran

De entrada la mayor parte del contenido digital que consumimos se trata más de una renta a largo plazo, que de una compra, ya que en prácticamente cualquier tienda o servicio, el licenciamiento de contenido se rige por contratos temporales, por lo que en algún momento películas, música, apps o videojuegos digitales dejarán de funcionar.

2.- Se necesita renovación constante de las licencias

Por otra parte, es necesario que los dispositivos se conecten constantemente a internet para renovar las licencias y permitir el uso. Por ejemplo, después de un par de meses sin internet, Steam impedirá la ejecución de juegos hasta que se conecte a internet. Casos similares ocurren con Xbox, Spotify, entre otros.

3.- La falta de internet puede ser un problema

Pero no es necesario que transcurra el tiempo, el Digital Rights Management puede demandar continuamente una conexión a internet para poder permitir la reproducción de contenido digital. Este problema es particularmente grave para los gamers, quienes no pueden acceder a una gran cantidad de títulos sin estar conectados a la red.

4.- Si las tiendas desaparecen, el contenido también

La permanencia de las marcas, empresas y servicios nunca está garantizada, por lo que si compras contenido que requiere verificación de licencia, este podría dejar de funcionar al no poder comunicarse con los servidores correspondientes.