x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

4 consejos para detener el acoso laboral o mobbing

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
El acoso laboral es tan viejo como el trabajo mismo. Hoy, a este fenómeno social se le llama “mobbing” que es el acoso que se presenta entre dos personas o más en un ambiente laboral, al existir diferencias entre ellos.

El acoso laboral es tan viejo como el trabajo mismo. Hoy, a este fenómeno social se le llama “mobbing” que es el acoso que se presenta entre dos personas o más en un ambiente laboral, al existir diferencias entre ellos.

Este acoso laboral se presenta de manera tan sutil dentro de la empresas, que resulta complejo distinguirlo, sin embargo, no distinguirlo y corregirlo, puede causar devastadoras heridas no solo para el acosado, sino para todo un equipo de trabajo,
provocando una desarmonía laboral.

Las consecuencias para las personas acosadas son:

  1. Problemas psicológicos como angustia y depresión
  2. Problemas físicos como pérdida de peso, dolores de cabeza o insomnio
  3. Problemas laborales como bajo rendimiento, absentismo
  4. Problemas sociales como problemas familiares y pérdida de relaciones interpersonales.

¿Has sido objeto de conductas agresivas recurrentemente?, ¿estás siendo testigo de cómo alguien agrede, critica, ridiculiza o se burla de algún compañero? Cualquiera que sea el caso, este es el momento de actuar y deterner el abuso, para evitar que afecte a las personas de manera individual y al equipo de trabajo.

4 consejos para detener el acoso laboral ó mobbing

1.- Detecta
Si algún compañero de trabajo o tu mismo jefe frecuentemente te critica, te excluye de reuniones importantes, te oculta información, difunde chismes o rumores sobre tu persona o se adjudica créditos por tu trabajo puede estar haciendo mobbing en tu contra.

2.- Admite
Es importante llamar a la cosas y situaciones por su nombre y destapar la cloaca, la falta de admisión de lo que está ocurriendo, quita la posibilidad de la solución. Admitir que estamos siendo acosados, no es fácil, ya que nos puede hacer ver como débiles, y chismosos, ó, ¿permito que me acosen para convertirme en la victima? Qué será peor, ¿ser la víctima o el acosador? En los dos hay placer y los dos responden a baja autoestima.

3.- Confróntalo
Atrévete a poner límites, hazte valer y deja fuera de esto las emociones. Asume una postura más profesional y evita una mala actitud como consciencia de tu falta de liderazgo y de auto respeto. Pon límites; el valiente vive hasta que el cobarde quiere y nadie te lastima sin tu permiso. No te conviertas en un blanco fácil, cuando una persona malintencionada busca perjudicar tu trabajo es importante que lo confrontes y lo detengas.

4.- Corrige
Para lograr corregir esta situación, será necesario además de detectarlo, admitirlo y confrontarlo… ¡denunciar! Comunica con claridad, dejando tus emociones fuera y a tu víctima en casa, lo antes posible a tu jefe inmediato y si es necesario al departamento de recursos humano, se objetivo y honrado.

Si eres el que acosa frénalo y si eres el acosado frénalo.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados