CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

30% de los trabajadores renunciarán si regresan a la oficina tiempo completo

La pandemia obligó a las empresas a adaptarse al home office, al principio habían muchas quejas por parte de los empleados. Sin embargo, un estudio realizado en 2021, revela que el 30 por ciento de trabajadores a nivel mundial está dispuesto a dejar su trabajo si sus empleadores los obligan a regresar a la oficina.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • La pandemia obligó a las empresas a adaptarse al home office
  • Al principio de estos cambios en la vida laboral, los empleados querían cuidar a su familia en momentos laborales y otros carecían de un espacio de trabajo cómodo
  • Sin embargo, un estudio realizado en 2021, revela que el 30 por ciento de trabajadores a nivel mundial está dispuesto a dejar su trabajo si sus empleadores los obligan a regresar a la oficina, ¿a qué se debe esta tendencia?

 

Con la pandemia de COVID-19, las empresas se han visto obligadas a adaptarse a un formato de oficina en casa para seguir con sus operaciones y, al mismo tiempo, para mantener a sus trabajadores a salvo del contagio. Por ello, los trabajadores se han enfrentado al desafío de crear entornos adecuados para sus trabajos. En México, según datos de Statista, casi un tercio de los encuestados en 2020 que realizaban tareas de home office declaró sentirse instado a cuidar de sus familias en horarios laborales y el 30 por ciento dijo que carecía de un espacio de trabajo cómodo y sin distracciones. Pese a este contexto hostil y con estrategias resilientes por parte de las empresas, una encuesta realizada por Ipsos para el Foro Económico Mundial revela que casi un 30 por ciento de los trabajadores –de 29 países encuestados, incluido México– está dispuesto a dejar su trabajo si el jefe los obliga a volver a la oficina a tiempo completo, es decir, los trabajadores exigen más flexibilidad y un modelo híbrido por parte de sus empleadores después de que pasen las restricciones por la pandemia. 

Datos de World Economic Forum informaron que antes de la pandemia el 53 por ciento de los pobladores a nivel mundial trabajaba siempre o la mayoría del tiempo en la oficina. Sin embargo, la encuesta realizada entre el 21 de mayo y el 4 de junio de 2021 por Ipsos, señala que esta cifra se ha reducido al 39 por ciento.  En la región de América del Sur, Malasia, Singapur y Sudáfrica menos de la mitad de personas trabaja desde casa y en China solo el 15 por ciento.

 

¿Quiénes quieren mayor flexibilidad en sus trabajos? 

Un estudio elaborado por Boston Consulting Group (BCG), OCC Mundial y The Network en 2021, arrojó que el 34 por ciento de trabajadores que laboran en un modelo híbrido quiere mantener esta forma de trabajo intermitente entre la oficina y casa. 

Según Ipsos, la mayoría de empleadores quiere que el trabajo flexible se convierta en una norma. Desafiando así,  lo que algunos empleadores creían, por ejemplo: expertos advirtieron que los trabajadores que extrañaran a sus compañeros de trabajo, serían menos productivos, pero al final esto no ha sido tan verdadero pues, el 64 por ciento aclaró que serían más productivos con un horario de trabajo flexible y solo un terció se quejó de agotamiento en sus jornadas de home office. 

El perfil de los empleados que exigen un trabajo más flexible son los que tienen hijos menores de 17 años (68 por ciento) y los que no tienen hijos (63 por ciento). Desde mi punto de vista, la pandemia evidenció que era posible realizar el trabajo en casa, el cual anteriormente implicaba horas de transporte y desgaste, emocional y físico. Desde casa, se evita todo punto de estrés externo para concentrase en las actividades laborales y al mismo tiempo, se tiene cerca a la familia; entonces, sí, había una posibilidad de realizar el trabajo con éxito, pero para otros empleados los ambientes no eran los adecuados para su concentración como demostró el estudio de Statista, añadiendo que los mexicanos reportaron una serie de desafíos relacionados con la confiabilidad tecnológica.

 

¿Quién querrá trabajar en oficina?

Siguiendo los datos del estudio de Ipsos, México en un 40 por ciento de sus encuestados opina que cuando termine la pandemia quieren regresar a la oficina cinco días a la semana, es decir, el 60 por ciento opta por un sistema híbrido. En el caso de Sudáfrica, Arabia Saudita, Perú, India –quisiera trabajar 3,4 días desde casa– y Estados Unidos un terció de los empleados quiere regresar cinco días a la semana. Y, los países menos interesados en trabajar desde casa con 1,9 días a la semana son China, Bélgica y Francia.

A forma de conclusión, en la nueva reconfiguración del mercado laboral después de COVID-19, los extremos de regresar al trabajo o hacer todo el tiempo home office no son atractivos para la fuerza laboral de México, pues según el estudio elaborado por Boston Consulting, solo el 5 por ciento prefiere regresar al trabajo presencial de manera total y el otro 34 por ciento se inclina por seguir trabajando a distancia. 

Si bien, muchas empresas están aprovechando el empuje tecnológico para optimizar sus entornos laborales con el fin de que sus empleados hagan home office, está no es la única modificación que ha dejado la presente pandemia en las empresas. Igualmente, hay una digitalización acelerada que ha permitido desarrollar nuevas competencias como: la atención al cliente, los servicios y las ventas. A su vez, esto ha ocasionado que los empleados tengan que estar en continua capacitación.

Es visible que las empresas han dado rápidas soluciones a sus clientes y empleados para que se logren adaptar a la nueva cultura organizacional. Por una parte, que los empleados quieran quedarse a trabajar en casa demuestra que ellos y los empleadores han sido resilientes y, eso, es una ventaja competitiva en el mercado laboral. A pesar de las dificultades, el home office ha demostrado ser efectivo con la ayuda de capacitaciones online y el uso de herramientas de comunicación en equipo. En definitiva, el home office es un modelo laboral que permite muchas posibilidades, por ejemplo, el reporte elaborado por Boston Consulting identificó que México encabeza la lista de 190 países con el mayor porcentaje de trabajadores buscando una posición remota en otro país como Canadá, Estados Unidos, España, Argentina y Alemania. En este sentido, el 84 por ciento de los mexicanos busca una oportunidad laboral remota en una empresa ubicada en otro país. Los mexicanos que tienen trabajos compatibles con el home office ya no quieren emigrar, más bien, tienen interés por trabajar a distancia.

 

Otros artículos exclusivos para suscriptores