• Las pop-up stores son estrategias comerciales que han desempeñado una importante pauta que aprovecha la capacidad de las tiendas físicas.

  • Incentivar compras por impulso es una de las oportunidades en las que más trabaja una pop-up store, por lo que es fundamental la experiencia que crea..

  • El no tener que esperar el envío de los productos es una de las principales razones entre los millennials, para comprar en tiendas físicas, según Total Retail.

Vender a través de una pop-up store es una estrategia para la promoción de la marca, convierten a elementos como un buen diseño y activaciones, parte de la fórmula para lograr captar el interés comercial del consumidor.

Los espacios de venta físicos son importantes áreas de trabajo porque concentran toda la actividad de consumo y las diversas fórmulas que deben probarse, para seguir atraeendo a los consumidores.

Como es de esperarse en este tipo de espacios, donde los estímulos son una de las pautas para generar consumo, las marcas deben entender cómo lograr desarrollar pautas donde la marca sea la protagonista de la decisión de compra, de la referencia de boca en boca y de la conversación en redes sociales.

Estos son al menos cinco ejemplos de buenas estrategias creativas a través de las cuales puedes implementar una buena estrategia de pop-up store.

1. Good Burger

El popular programa de Nickelodeon se ha convertido en una poderosa estrategia de nostalgia para que la cadena de televisión anuncie el lanzamiento de una pop-up store, en donde la popular historia en que dos adolescentes buscan rescatar un restaurante de hamburguesas de una cadena de comida rápida se convierte en una de las mejores tramas que ha producido este medio.

2. Drunk Elephant

La marca de productos para el cuidado de la piel se ha caracterizado porque todos sus esfuerzos de promoción se han centrado en el diseño, elemento clave que ha convertido a la marca en un referente dentro de Instagram, por lo que la apertura de su pop-store no decepciona en diseño.

null

null

3. Volkswagen

La manera más creativa que la marca alemana tuvo para dar a conocer uno de sus más recientes modelos fue creando una serie de actividades en una pop-up store, donde a través de visores de realidad virtual los visitantes descubrieron los detalles del vehículo.