3 lecciones que aprendí de entrevistar a mis clientes

Saber a profundidad cuál es el verdadero problema que busca resolver tu cliente, al querer implementar una estrategia digital e ir más allá y entender qué necesita para que le funcione es vital para lograr que lleguen los resultados.

Si eres marketero o consultor, seguro te interesará esto y si eres dueño de un negocio también te será de utilidad.

Llevo algunos meses sondeando, entrevistando y analizando a muchos de mis clientes, ya sabes, cómo les ha ido, qué necesidades tienen, etcétera. Mi intensión en un principio era medir satisfacción, pero resultó ser un análisis más profundo:

¿Qué necesitan realmente las empresas para implementar una estrategia de marketing digital exitosa?

De estas múltiples entrevistas (más de 230) aprendí cuatro lecciones importantes que quiero compartirte, con el objetivo de que si eres consultor o marketero te centres en lo que importa, y si eres dueño de un negocio te focalices en lo que necesitas.

Los negocios no valoran o saben la utilidad de la estrategia.
Aunque nos guste pensar lo contrario, la mayoría de los negocios no sólo pequeños, ¡sino medianos! no terminan de planear estrategias antes de ejecutar tácticas. La operación diaria, la costumbre de hacer las cosas de cierta manera, e inclusive la falta de conocimiento las impulsa a generar acciones sin integración o inclusive sin un mismo rumbo.

Hacen páginas web, se introducen en los medios sociales y hasta en estrategias de contenidos, sin antes definir conceptos de negocio y marketing tan básicos como: ¿quién es realmente mi mercado? y ¿qué me hace único y diferente? Salir al mercado digital, hoy en día, sin una clara estrategia de segmentación y diferenciación de oferta es tomar el mejor camino para fracasar.

Lección: Como consultor o marketero, dueño de negocio o responsable de un área comercial, no puedes iniciar NINGUNA acción táctica de marketing digital, hasta tener primero una estrategia clara de negocio, mínimo segmentación y diferenciación.

Los negocios no quieren documentos, quieren acompañamiento.
Me ha tocado ver planes de marketing digital y tradicional de todos los tamaños y formatos posibles, inclusive yo misma he creado muchos de ellos… ¿y qué creen? Al cliente no le sirven de mucho, pocas veces los revisan, los actualizan o le dan seguimiento.

Para los que trabajamos en esto es de ¡jalarse los pelos! Ya que uno invierte mucho tiempo en desarrollarlos, diseñarlos y presentarlos…. Bueno, pues la realidad es que ¡No sirven realmente!

¡Claro! Que en una primera impresión el cliente se siente seguro al tener dicho documento, y en él todo lo que tiene que operar, gestionar, invertir, diseñar, contratar…. etc. para lograr sus resultados, pero una vez pasada esta primera sensación de seguridad… ¡nada! Es un documento que pocas veces se vuelve a utilizar…. Y regresa la desorientación de qué hago, qué sigue… no tengo tiempo… no he contratado a nadie… etc. ¿qué necesitan entones?

Lección: Un plan de marketing digital sin el acompañamiento durante su implementación, no sirve de mucho para las empresas. Éstas requieren de asesoría continua que les permita operar las “maravillas” propuestas en el plan. Inclusive cuando tienen áreas de marketing, comerciales o digitales, se requiere de un experto que vaya llevando la batuta durante el juego. Y ¡claro! Las agencias que hacen planes y los operan están geniales, pero… no todos los negocios pueden contratar este modelo de trabajo.

Sin el apoyo de los dueños, no pasa nada.
He tenido la oportunidad de trabajar para muchas empresas su estrategia digital, y en la mayoría de los casos las empresas cuyo dueño o director general me ha contratado hemos tenido resultados increíbles en la planeación e implementación.

Todo lo contrario, con las empresas en las que los dueños no están involucrados con su estrategia digital. De cada 10 empresas que me han contratado otras áreas (no dueño o director general) sólo 2 de ellas han logrado una óptima implementación. ¿A qué se debe? Bueno, en primero a que una estrategia digital integral involucra a toda la empresa, no sólo al área de marketing; y en segundo lugar, porque un dueño que no está convencido de las enormes oportunidades de una estrategia digital se convierte en el primer obstáculo para su implementación y con ello la falta de resultados.

Lección: El dueño, directivos o consejos que coordinen a la empresa deben estar involucrados en la implementación digital, en caso contrario, también son proyectos que están destinados a no funcionar al 100%.

Son muchas más lecciones las que aprendí de estas intensivas entrevistas con clientes, ya te iré compartiendo más de lo aprendido.

Espero que te sirva esta información y estaría genial que me compartas tu opinión o experiencias aquí misma ¿Va?

¡Yeah!