3 ejemplos de cómo atreverse a innovar

Santiago, Chile.- Las empresas en Latinoamérica suelen ser bastante tradicionalistas, por lo cual resulta muy difícil que se atrevan a innovar. Es responsabilidad de la agencia de publicidad entonces, presentar una idea tan atractiva que invite a los directivos a desafiar sus propios paradigmas de “lo que debe ser” para llamar la atención del público.

De tiempo en tiempo, surge alguna idea genial que da en el blanco, pero ese enfoque no siempre es exacto. ¿Por qué? Lo importante es poner el foco en las necesidades de las personas y a través de ellas, presentar la idea que sugiera que esas necesidades van a ser cubiertas por el producto.  Junto con lo anterior, es importante tener en cuenta, al menos los tres pasos siguientes en la nueva creación.

La otra mirada. Constantemente insisto en este concepto que, resulta fundamental. Si “no hay nada nuevo bajo el sol”, hay que inventarlo y eso implica darle una nueva mirada a lo ya existente.  Si puedes analizar un concepto tradicional, visto desde otro punto de vista, de seguro podrás incluir un elemento que convierta la idea en algo diferente y novedoso. Sentarse “al lado del camino”, como dice Fito Páez, puede ayudarte a unir dos ideas que parezcan inconexas, pero que juntas consigan un buen resultado.

Potenciar las posibilidades del producto. El uso habitual de un producto es la mirada básica, el uso alternativo, puede darte una idea que sirva para llamar la atención. El juego y la imaginación sugeridos, son factores de atracción casi inconsciente.  Un ejemplo reciente es el del comercial de Soprole, realizado por Mayo Digital, en el cual una pareja comienza a preparar sus postres con crema, de chantilly y sólo con la mirada insinúan otros usos para el producto. Nadie queda indiferente.

Tomar riesgos.  El análisis de cualquier campaña se basa tanto en la proyección de un resultado exitoso, como en la continuidad del posicionamiento de la marca. Sin embargo, hay momentos en que resulta necesario generar un cambio- ya sea de crecimiento o giro de imagen- para establecer nuevos caminos. Entonces, es el momento de tomar riesgos y dejarse llevar por el equilibrio entre lo racional y lo emocional, porque lo que a nosotros nos motiva, es probable que a un grupo similar al nuestro también. Lógica pura.

Compartimos tres ejemplos de comerciales en los que los creativos se atrevieron a innovar y todos apelan más que al concepto, a una necesidad.

La mesa piano de Super Pollo. Es el gran ejemplo de la “otra mirada” en base a la necesidad de volver a compartir en familia.

Cremas Soprole apela al juego y a la sensualidad encubierta, potenciando en el imaginario del público otros usos no tradicionales para el producto.

#CambiaLaCara es la arriesgada propuesta de La Red Televisión para generar un cambio de actitud en la población, invitándolos a dejar de lado todos los malos estímulos del cotidiano y promocionando, de paso, sus propios programas.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299