3 claves por las cuales debes incluir el social commerce en tu estrategia

e-commerce-social commerce-marketing digital
Foto: Bigstock

Sabemos que el comercio electrónico es una de las formas de negocio que más están creciendo en los últimos años, pero hoy las marcas no sólo tienen que verlo como su forma ‘natural’, sino en otras evoluciones que serán protagonistas en el futuro, como el social commerce.

Las redes sociales son indiscutiblemente en parte esencial para las personas en la actualidad, en ellas conviven alrededor de 3 mil 190 millones de usuarios a nivel global, según datos de Hootsuite.

Si este potencial de audiencia lo combinamos con el e-commerce, las marcas tendrán grandes oportunidades de hacer crecer sus negocios.

¿Por qué? Basta con ver las proyecciones de crecimiento sólo del retail e-commerce, que pasará de los 2 mil 842 millones de dólares en ventas estimadas en 2018, a los más de 4 mil 878 millones proyectadas para 2021, de acuerdo con eMarketer.

Apostar por el social commerce

Es indudable que todas las firmas migrarán en algún punto todo o parte de sus negocios hacia esta modalidad de comercio, por lo que aquellas que busquen ganar relevancia, deberán estar al tanto de las principales tendencias.

Una de ellas es el social commerce, debido a que con este modelo se han abierto nuevas oportunidades para las marcas y los consumidores, pues se combina el alcance de estas plataformas, con el poder creativo que se permite para publicar y la oportunidad de generar engagement con el público.

La facultad de poder mejorar las experiencias digitales para los clientes a través de las redes sociales, se convierte en una ventaja que las marcas deben aprovechar al máximo, así lo propone Gavin Llewellyn, en Smart Insights.

3 claves que debes considerar

El social commerce es aquel que permite vender productos directamente a través de las plataformas de plataformas sociales o por lo menos agilizar el proceso de compra.

Es decir; se puede expresar con botones de compra en las publicaciones en redes (FB, TW, YouTube, etc), post o Stories Shoppables (como en Instagram), o simples anuncios pero con call to action hacia el sitio de las marcas para poder realizar la compra de los productos o servicios.

Mobile

Si bien, hay datos que señalan que en la actualidad el mobile apenas representa el 38 por ciento del tráfico para realizar compras, versus el 62 por ciento que proviene de los dispositivos de escritorio, diversos especialistas advierten la necesidad de que las marcas deben realizar mayores esfuerzos para crear experiencias móviles que permitan a los consumidores realizar compras sin esfuerzo.

Esto toma mayor fuerza si se consideran las proyecciones del Advertising Expenditure Forecast publicado por Zenith, el cual señala que la publicidad para móviles representará el 30.5 por ciento del total de la inversión a nivel mundial para 2020.

Visual

La imparable penetración de los smartphones y la recurrente necesidad de las personas por las redes sociales, se convierten en una combinación que ha derivado en que la mayoría de los contenidos tengan una fuerte carga visual, sólo así se puede capturar y retener la atención de los usuarios.

El término ‘instagrameable’ se refiere a cómo las personas buscan compartir momentos perfectos a través de estas plataformas, así que las marcas deben buscan tener un impacto en lo social, pero sólo lo lograrán si se convertirse en visuales, relatables y auténticas.

Al respecto, información de Forbes, señala que el 47 por ciento de los millennials ven sus compras influenciadas por el mundo del social media borrando cada vez más la línea que separa al comercio de las redes sociales.

Confianza

El especializaste recuerda que los múltiples casos de exposición de datos y manipulación de la información de los usuarios en redes sociales son un importante reto a superar para que las marcas generen confianza en este tipo de plataformas.

Pero a su vez, su propia naturaleza se convierte en una fortaleza que deben aprender a explotar. ¿Cómo? Ofreciendo una verdadera experiencia y cumpliendo las expectativas, es decir, que el cliente reciba lo que ve en redes sociales. Las redes sociales permiten que el usuario pueda replicar de manera inmediata y si tiene una buena experiencia no dudará en expresarla (ojo si nos equivocamos, también nos sentenciarán).

Otra virtud que deben desarrollar las marcas es la de responder de manera pronta y oportuna, el servicio al cliente se vuelve fundamental y es donde la tecnología puede ser de gran ayuda.

Según una encuesta realizada por Zebra Technologies, referida por Business Intelligence, entre el 65 y 77 por ciento de los retailers considera invertir en inteligencia artificial e internet of things para 2021.

Además, según datos de Forbes, cerca del 40 por ciento de las empresas tendrán o comenzarán a utilizar los chatbots a finales de 2019.

loading...