3 casos de asistentes personales que te motivarán a tener un asistente virtual

Los casos que mencionamos sobre los asistentes personales son un importante recordatorio de lo necesario que es el apoyo en la gestión de talento.

asistentes virtuales
asistentes virtuales y chatbots
  • La asistencia se ha convertido en una industria realmente poderosa, sobre todo cuando pensamos en los asistentes virtuales.

  • El mercado mundial de asistentes virtuales espera un tamaño de cinco mil 216 millones de dólares durante este 2018, según proyecciones de Tractica.

  • Las soluciones de asistencia virtual se han presentado cada vez más como una oportunidad para lograr mayor respuesta por parte de los profesionales.

Existen al menos tres casos que debes de conocer, si aún no estás decidido a comprar un asistente virtual como el Google Home Mini (Gris), Echo Spot – Negro o el Homepod de Apple, para que comprendas los límites a los que puede llegar una mala relación con un asistente.

1. J. K. Rowling demanda a su asistente

La autora de Harry Potter denunció a sus asistente por haber realizado gastos no autorizados en:

Pastelería Bibi – 823 libras

Tiendas de velas Joe Malone – mil 482 libras

Café Costa – tres mil 629 libras

Starbucks – mil 636 libras

Harry Potter “Wizard Collection” – dos mil 231 libras

Tras el incidente, la autora demandó a Amanda Donaldson por 24 mil libras.

2. Donald Trump despide a su asistente

John McEntee, quien se desempeñaba como asistente de Donald Trump fue despedido a causa de una investigación a cargo del Servicio Secreto, al estar acusado de haber cometido delitos financieros, sin embargo, a pesar de quedar fuera de la Casa Blanca, se unió al equipo de campaña para la reelección del mandatario, destacando cómo funcionan las estructuras políticas donde te desempeñas en función de tus habilidades en la gestión de gobierno y política.

3. Kardashian y su famosa asistente

Kim Kardashian despidió a su famosa asistente Stephanie Shepherd porque se popularizó en redes y la relación entre ambas “celebridades” dejó de ser profesional, resaltando con este incidente lo importante que es asumir roles en los equipos de gestión del talento, de quienes están al frente de las organizaciones o marcas personales.