La publicidad es la principal fuente de ingresos para Facebook y para nadie es un secreto que la gran base de datos sobre sus usuarios es factor determinante en dicha ecuación. En el terreno político, más de una campaña electoral ha demostrado el poder de dicha combinación; sin embargo, ante la crisis de confianza por la que atraviesa la red social así como la mala reputación que la plataforma ganó por su supuesta influencia en el proceso electoral de Estados Unidos durante 2016, la publicidad política dentro de este canal social está destinada a cambiar.

En principio, es importante mencionar que Facebook así como otras redes sociales tienen un rol importante en la intención de voto de los ciudadanos en países como México.

Recordemos que de acuerdo con la Asociación de Internet.mx, para 6 de cada 10 mexicanos las nuevas tecnologías y herramientas derivadas de internet los acerca a los procesos democráticos en México.

Facebook y el Instituto Nacional Electoral (INE) anunciaron un acuerdo de colaboración para desarrollar mejores prácticas que promuevan el uso responsable de la red social durante el proceso electora

En la misma línea, México cuenta con un padrón electoral de cerca de 85 millones de personas, de las cuales se puede decir que 35.6 millones son usuarias de Twitter y poco más de 65 millones tienen habilitado un perfil en Facebook.

Ante esto, durante la comparecencia que el creador de Facebook tuvo ante el Congreso en Estados Unidos el día de ayer, se pronunció sobre las elecciones de México, al recordar que se trata de un evento muy relevante para la red social, al igual que otros procesos electorales como los que se registrarán en India, Estados Unidos, Brasil y otros países.

Con lo anterior en mente, y mediante un comunicado publicado dentro de su blog oficial, Facebook anunció tres acciones que implementará para regular y transparentar la publicidad política de cara a procesos de especial trascendencia política como las elecciones presidenciales en México, mismos que tanto como estrategas como ciudadanos debemos tener en mente:

Verificación de los mensajes y anunciantes

Sólo anunciantes autorizados podrían publicar anuncios relacionados con temas políticos y electorales. Se reconoce como “anunciante autorizado” aquel que previamente haya confirmado con Facebook su identidad y ubicación. Sin esa autorización no podrán publicar anuncios políticos, ya sean electorales o basados en temas.

Dichas acciones publicitarias serán claramente identificadas mediante una etiqueta de “Anuncio político” que se ubicará en la esquina superior izquierda. Junto a la misma, se mostrará la opción “Pagada por” que dará datos sobre el anunciante.

Los usuarios podrán añadir dicho indicativo a aquellas piezas políticas que no hayan sido marcadas por la red social mediante la opción “Anuncio publicitario” que se habilitará dentro del menú de los tres puntos.

Archivo de publicidad política

Se trata de una función que ahora funciona en Canadá y que permite a las personas consultar los anuncios publicados por una página, incluso si no están en su Sección de Noticias. Esto se aplica a todas las páginas de anunciantes en Facebook, no sólo a las páginas que publican anuncios políticos. Se espera que la herramienta esté disponible de manera global en junio próximo.

Al mismo tiempo y durante ese mes se espera poner a disposición de los usuarios un archivo público de anuncios políticos con capacidad de búsqueda que incluirá todos los anuncios con la etiqueta “Anuncio político” y mostrará la imagen, el texto, así como información adicional referente al presupuesto invertido y la información demográfica de audiencia para cada anuncio.

Autenticidad y transparencia de los administradores

Aquellas personas que administren perfiles con un gran número de seguidores tendrán que pasar por un proceso de verificación ante Facebook con el fin de dificultar que alguien administre una página utilizando una cuenta falsa. Este hecho funcionará para limitar los alcances de la guerra sucia. Facebook también mostrará a las personas contexto adicional sobre las páginas; por ejemplo, si una página ha cambiado su nombre.

loading...