280 caracteres no son suficientes, 5 tipos de contenidos visuales que debes utilizar en Twitter

Valerte de los contenidos visuales en Twitter aumentará tu participación y dará como resultado un 35 por ciento más de retuits así como un 18 por ciento más de clic

Twitter
Imagen: Bigstock

El contenido visual resulta ser una excelente manera de destacarse en la interminable secuencia de mensajes de 280 caracteres que aparecen en Twitter, con una tasa general de 6 mil publicaciones por segundo, indica el portal de Jeff Bullas.

De tal modo que valerte de este mecanismo no solo te ayudará a obtener el doble de espacio vertical en la línea de tiempo, sino que aumentará tu participación y dará como resultado un 35 por ciento más de retuits así como un 18 por ciento más de clic.

Por lo que no es una mala forma de ser visto, escuchado y recordado; sin embargo, al igual que otras redes sociales, Twitter comenzó a moverse en la dirección de promover el contenido visual, tu imagen probablemente compita con cientos de otras imágenes. En ese caso, es posible que desees actualizar la imagen combinándola con texto.

Esto obligará a los usuarios a desplazarse lentamente, ya que les llevará unos segundos más leer el mensaje en tu imagen. Anteriormente, la creación de dicho contenido visual requería acudir a diseñadores profesionales, no obstante, en la actualidad existen aplicaciones gratuitas como Content Creator para poder generar este tipo de materiales.

A continuación te presentamos cinco ideas para cosas que puedes y debes tuitear.

1. Tuitea tu contenido

Cuando el contenido que estás tuiteando es importante pero no lo es para la imagen, puedes hacerlo atractivo compartiendo parte de ese material de forma visual. Puede ser un título de tu blog, una declaración interesante de un artículo o una cita de una entrevista.

El blog de Bullas sostiene que presentar en forma poderosa, dichos tuits pueden alentar a los espectadores a verificar todo el contenido o retuitearlo y, de ese modo, extender su alcance.

De tal modo que te debes asegurar que tu texto sea breve y directo, además de que la imagen de fondo no esté demasiado ocupada ni distraiga. Recuera que debes apegarte a dos fuentes y solo elegir tres en caso de que sea necesario.

2. Tuitea tus datos

En caso de que desees convertir la información potencialmente no envolvente y larga, en una experiencia atrapante que puede ser fácilmente digerida, debes tomar datos y hacerlos visuales. Ese tipo de información resulta muy convincente ya que contribuye a la sensación de que al hacer algo no estás solo, sino que eres parte de un grupo mucho más grande que comparte la misma experiencia.

Cuando diseñes gráficos, aprovecha al máximo los colores de tu marca, ya que su uso constante ayudará a los espectadores a reconocer instantáneamente a tu empresa en medio de otros contendos. Incluso, refiere Bullas, Twitter fomenta la consistencia del color.

3. Tuitea tu oferta

Para asegurarte de que la información de tu promoción en línea o en la tienda llegue a tu público, recuérdalo con las redes sociales. Crea el foco y haz que tu mensaje se destaque dejando suficiente espacio en blanco a su alrededor. Le dará a tu diseño un poco de espacio para respirar y mejorará significativamente la legibilidad de tu mensaje.

Aplica el principio de jerarquía de fuentes y haz que palabras como “VENTA”, “DESCUENTO” o “% DE DESCUENTO” tengan un tamaño mayor. El texto restante debe ser simple, limpio y fácil de leer, pero siempre que puede usar una explosión de colores brillantes para resaltar su aspecto visual de una manera sutil.

4. Tuitea tus comentarios

Si te encuentras en una línea de trabajo que requiere que las personas hagan una compra, usar los testimonios de los clientes existentes y convertirlos en presupuestos te dará credibilidad, además de que mostrará los beneficios reales de tu producto a los demás.

El diseño más simple para este tipo de presupuesto incluye una parte de la declaración así como una foto de una persona o tu producto. Coloca los mensajes en un fondo simple y escríbelo al menos parcialmente con fuentes de la familia de scripts, ya que añaden un toque de personalidad y simpatía al mensaje.

5. Tuitea lo inesperado

El ejemplo al que el portal de Jeff Bullas recurre para explicar este paso es el mensaje publicado por Hootsuite en su perfil de Twitter. “Hootsuite, f**k tu **rey Ul”. Con este tipo de hechos sopresivos, se convierten las publicaciones en existosas ya que tienen resultados superiores a la media cada vez que se usan.

De esta forma puedes agitar a la audiencia que está acostumbrada a un determinado tono o contenido de tus publicaciones, captar su atención y hacer que dejen de desplazarse. Una vez que se detengan, es muy probable que hagan clic o incluso retuiteen.