El gasto de la publicidad política digital aumentará de gran manera en 2016

Mientras la TV es aun el destino dominantes para el recibir el gasto en publicidad política, la inversión en los canales digitales está aumentando cada vez más rápidamente. De hecho, el gasto en publicidad política estadunidense en digital estaría por cuadruplicarse si se compara con 2014, según las estimaciones de una reciente investigación.

De acuerdo con el estudio de Nomura Securities, la televisión en señal abierta se lleva la mayor porción del gasto publicitario político en Estados Unidos. Para 2016, se ha estimado que este canal contabilizará unos $6.000 millones en gasto de publicidad política o un 59,4 por ciento del total (levemente por debajo del porcentaje de 2014).

Pero cuando se compara con 2012, el último año de elecciones presidenciales, la TV ha perdido 4,6 puntos porcentuales. Y comparado con el 2008, la perdida ha sido de 10 puntos porcentuales en el share del gasto en publicidad política, de lo que será este 2016.

La televisión por cable, que se queda con la segunda mayor procion, ingresará, según estimaciones $1.1000 millones durante este año, o lo que equivale al 10,8% por ciento del total del gasto en publicidad política de Estados Unidos.

La publicidad digital, sin embargo, parece que tendrá el mayor crecimiento, comparado con años anteriores. De hecho se proyecta que este canal contabilizará $1.000 millones en gasto en anuncios políticos, o lo que es igual al 9,8 por ciento del total.

En comparación, la publicidad digital política ha visto un incremento de $270 millones en 2014, 3,6 por ciento del total del gasto en anuncios políticos. Y en 2012, el más reciente año de elecciones presidenciales, los anunciantes políticos gastaron apenas $160 millones en digital. Y si se buscan las cifras de 2008, apenas fueron $20 millones los invertidos en este apartado.

En cuanto a la radio, también se estima que se de un incremento en las ingresos por concepto de publicidad política, comparado con el 2014, aunque esta cifra puede mantenerse estable si se compara con las elecciones presidenciales anteriores.

En 2014, este canal recibió $490 millones en gasto por concepto de publicidad política y este año se estima que será de $850 millones, una cifra en línea con los niveles de 2012.

No es sorprendente que la televisión aun se lleve la mayor tajada de este pastel publicitario político. De hecho, según un estudio de enero de 2016 de Kelly Scott Madison (KSM) y ORC International, este medio es el formato de publicidad política más efectivo a la hora de influir en el comportamiento de los votantes, de forma unánime en todas las generaciones.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299