• El diseño de una estrategia publicitaria centrada en productos de moda como unos tenis, piensa en el consumidor como un promotor de las marcas que lleva puestas.

  • La aplicación de conceptos creativos en el merchandising, hace pensar en productos necesarios para el consumidor, como los artículos de moda.

  • Apostar por prendas de moda, ha hecho del co-branding una estrategia comercial exitosa, por el alcance que concretan las marcas en llegar a nuevos nichos.

Si hacemos una breve investigación de mercado, nos daremos cuenta que ser un diseñador de moda es una profesión que tiene una oportunidad comercial, especializándose en la creación de prendas para marcas.

Otra de las oportunidades que se presentan para un profesional de esta área, está en el diseño de prendas que logren maximizar metas comerciales, cuando una firma hace co-branding.

Casos que motivan esta especialización

Marcas como Dunkin están lanzando sus propios tenis y han confirmado la capacidad que tiene el consumidor de convertirse en promotor de marcas vistiendo prendas.

Para lograr que esto ocurra, la estrategia creativa se ha centrado en ejecutar mensajes sabiendo escoger los productos a través de los cuales se logra esta relevancia.

A Dunkin le ha servido un creativo diseño de tenis y a otras marcas del segmento de cafeterías y restaurantes como Pizza Hut, también le ha funcionado la estrategia.

En el caso de la cadena de venta de donas, su estrategia la llevó a colaborar con la marca de tenis Saucony, con la que logró construir un producto que además de relevante logró agotarse.

Los tenis se comercializaron a través de la tienda en línea de Saucony donde se agotaron y confirmaron el papel que juega un bueno diseño creativo y lo necesario que es el retail, para que la ventaja competitiva se concrete.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Get ‘em while they’re hot! 🍩 Saucony x Dunkin’ Kinvara 10 🍩 Shop on Saucony.com today!

Una publicación compartida por Dunkin’ (@dunkin) el

Innovación, otra pauta ganadora

Es obvio que en todo plan de marketing se establece objetivos. A Dunkin le sirvió vender un par de tenis con la identidad visual de su marca, a Pizza Hut le sirvieron unos innovadores tenis.

La cadena creó un calzado desde el cual un consumidor podía solicitar los servicios de la pizzería a domicilio.

Con base en lo que hemos visto, de dos marcas de alimentos que han lanzado sus propios tenis, podemos hacer una interesante conclusión.

El consumidor está dispuesto a convertirse en un promotor de la marca e incluso pagar por serlo, siempre que esta le ofrezca una simple, pero efectiva propuesta creativa.

Los diseñadores de moda tienen ante ellos una oportunidad de especializarse en un trabajo creativo, donde convertir la identidad visual de ua marca en prenda sea una propuesta ganadora.