10 secretos para crear un día perfecto

Vivir plenamente es un arte, evolucionar y entender que somos copartícipes de nuestra realidad, nos ayuda a vivir conscientes que de nosotros depende alterar nuestra realidad para mejorarla. Una de las claves para una vida exitosa es solamente una colección de creencias exitosas y las metas logradas a corto plazo son importantes y nos dan sentido de felicidad, de logro y plenitud.

Aquí 10 tips para crear un día perfecto:

  1. Agradece la vida y el nuevo día.

Todos los días son perfectos y buenos, inicia tu día agradeciendo el hecho de estar vivo, haz contacto con tu poder superior, no comiences tu día sin anclarte en tu fe. Ora, medita y conéctate espiritualmente contigo y con la vida. Muchas veces no sentimos plenitud en nuestras vidas porque estamos esperando mejores tiempos, sin lugar a dudas esos tiempos maravillosos vendrán, en la medida de ser agradecidos; “mientras más disfrutas del camino mas placentero sera el viaje.”

  1. Pregúntate si estás haciendo lo que quieres hacer.

Es triste pensar en la cantidad de gente que se levanta todos los días para hacer cosas que no les gustan, y de lo cual no se dan cuenta si no hasta meses, o inclusive hasta años después, cuando ya es demasiado tarde. En su discurso para la graduación de Stanford, Steve Jobs el legendario CEO de Apple, habló de lo que él hacía todas las mañanas, algo que quizás podrías aplicar en tu vida:

“Cuando tenía 17, leí una frase que iba más o menos así: “Si vives cada día como si fuera tu último, algún día tendrás absolutamente la razón.” Causó una impresión en mí, y desde entonces, por los últomos 33 años, me miro en el espejo todas las mañanas y me pregunto a mi mismo: “¿Si hoy fuera el último día de mi vida, me gustaría hacer lo que estoy a punto de hacer el día de hoy?” Y siempre que la respuesta ha sido “No” por muchos días consecutivos, sé que necesito cambiar algo.”

  1. Crea tu día.

Cada día es un regalo como para no aprovecharlo. Tómate 10 minutos, o el tiempo que sea necesario la noche anterior o al iniciar tu mañana,  para trazar objetivos, para hacer una lista (aunque sea mental),  con todo lo que necesitas hacer en el día que esta por iniciar, y todo lo que vas a necesitar para realizar esas tareas y lo más importante quién vas a ser tú para alcanzar tus metas. Salir de tu casa con prisa y encima sin ni siquiera saber lo que hay que realizar en el día no te ayudará a ser más productivo, al contrario, así que no preparar lo que tienes que hacer en el día te hará perder tiempo, serás poco eficiente y te hará sentirte más cansado y frustado.

Abraham Lincoln tenía un dicho:  ”denme 6 horas para talar un árbol y pasaré la primera hora afilando la hacha“. Esta grandiosa frase refleja la importancia que para él representaba la preparación antes de iniciar cualquier proyecto, y la podemos aplicar en nuestro día a día, todas las mañanas.

  1. Cada nuevo día sé capaz de:
  • Iniciar algo nuevo que te motive y apasiones; sé creativo.
  • Continuar con algo que ya habías iniciado: sé persistente.
  • Completar algo que está pendiente; sé íntegro
  1. Ten la motivación correcta.

Haz lo que haces con pasión, no con tedio. Nunca caigas en la trampa de que alguien más tiene que inspirarte. La motivación es una responsabilidad personal. Ten siempre claro el motivo y la intención de lo que haces, quien tiene un para qué, siempre encuentra un cómo. Actitud es la palabra clave, como dijo Wiston Churchill “Actitud es esa pequeña cosa que hace la gran diferencia.”

  1. Date tiempo para ejercitarte.

La mayoría de las personas exitosas hacen ejercicio en la mañana porque les da un impulso de energía extra para el día y una agradable sensación de logro. “Cualquier persona puede hacer frente a un montón de papeleo después de 200 repeticiones abdominales”, dice Cohen, añadiendo que los entrenamientos matutinos te motivan a seguir y disminuyen las posibilidades de flaquear en tu jornada laboral.

Hacer ejercicio no solamente físicamente pero también interno; visualización, tener un retrato claro de dónde quieres llegar y declárarlo, di lo que quieres.

  1. Aprende algo nuevo.

Cada día tienes la opción de aprender algo nuevo. Lee, pues quien sabe leer y no lee no se diferencía de un analfabeto, no todo es trabajo duro. Hay muchas y buenas razones por las cuales debemos aprender algo nuevo cada dia. Una de las mejores razones es que somos seres con la facultad para aprender durante toda nuestra vida, lo que nos hace sentir que la vida tiene sentido y merece ser vivida.

  • El aprendizaje de diversos temas nos brinda perspectivas más amplias que podemos aplicar en nuestro diario vivir.
  • El aprendizaje continuo nos ayuda a adaptarnos más facilmente a situaciones nuevas y variadas.
  • Un amplio conocimiento de situaciones nuevas y desconocidas nos retro-alimenta para la creatividad y nos inspira a innovar.
  • El aprendizaje moldea nuestro caracter y nos ayuda a inspirar a áquellos que están a nuestro alrededor. 

Aprender algo nuevo nos hace tener mas confianza en nosotros mismos.

  1. Trabaja con pasión y dirección.

Empecemos por saber que el trabajo no es una maldición; es una bendición, una oportunidad que tienes para beneficiar a otros, para solucionar las necesidades de otros a cambio de dinero, ¿no? Haz más dinámico y divertido el trabajo, puedes empezar por el trabajo duro, con la tarea menos deseable o más difícil de la lista, esto podrá evitarte estar estresado todo el día. La mañana es el momento (por lo general) más descansado y tu nivel de energía está arriba, por lo tanto, estás en el mejor momento para manejar los proyectos más difíciles, así harás que tu día se vaya haciendo progresivamente más fácil, y no al revés.

  1. Sonrie y ama.

Sonreir secrega endofinas y químicos que tu cuerpo sabe que está bien y te hace sentir bien. Ríete mucho y frecuentemente.

Ama, aprende y ejercita el don de amar. Ama de verdad, vive La grandeza la vida para que seas medido no por no cuanto espacio tú ocupas en esta vida sino por cuan grande es el espacio cuando tú no estás.

Sin un buen descanso, físico y mental, no hay ideas, no hay motivación, no hay ilusión, no hay energía, no hay innovación, no hay creatividad, no hay empresa ni proyecto ni tareas ni estudio ni aprendizaje ni formación ni nada.

Esa frase tan repetida de “dormir es para débiles” me parece una tontería. Dormir es de inteligentes, porque con un descanso adecuado estás invirtiendo en ti. El primer y gran beneficiado de descansar bien eres tú. El reto no es ver quién aguanta más con los párpados abiertos, sino sacar lo mejor de nosotros mismos, hacer las cosas mejor, vivir mejor. El descanso naturalmente no sólo es dormir, reposar o no hacer nada, el descanso consiste en saber como empleamos nuestras horas de ocio y tiempo libre, consiste en las actividades y tareas de ocio que fomentan el entretenimiento, la relajación y el entusiasmo.

Si repites estos pasos uno y otro y otro día, lograrás una vida que ames y te de satisfacción.

  • ¿Cómo vives cada día?
  • ¿Cuándo terminas tu día sientes que viviste el día al 100%?