Una botella de cerveza de Quilmes, el mejor diseño del año