Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 1.295 vistas

Imprimir

Posted in:

Si juegas al fútbol con tu jefe, no puede despedirte

Un ex empleado demandó con éxito a Volkswagen, que lo desvinculó por enviar a dos jefes una comunicación con lenguaje vulgar. ¿La razón? Con ellos jugaba al fútbol y tenía un trato informal.

Buenos Aires, Argentina.- La relación jefe-empleado no siempre es solemne y distante. Éste es un interesante caso que servirá de ejemplo para que ambas partes, en cualquier compañía, tengan muy en cuenta.

Un ex empleado de Volkswagen Argentina logró que se no se considerara “con causa” su despido, que se había generado a partir de una comunicación que él envió a dos de sus jefes, y que contenía lenguaje vulgar e irrespetuoso. El Tribunal argentino consideró que el empleado ya tenía desde antes del hecho una relación informal con sus superiores. Y hasta que jugaban juntos habitualmente al fútbol.

“En su momento, el empleado envió un e-mail a sus superiores, con quienes tenía una relación casi amistosa, reclamando modificaciones relativas al uso de vehículos de la compañía y por cuestiones con el comedor, usando lenguaje vulgar”, publicó Diario Judicial en su reporte de casos de la Justicia Laboral argentina.

El email, que llegó también a otros directivos, fue mal visto por la utilización de “un lenguaje por demás injurioso, soez y por lo tanto inaceptable”, algo “que de ninguna manera puede ser consentida por Volkswagen Argentina, ya que representa claramente la violación de importantes obligaciones que en su carácter de trabajador disponen tanto normas legales, convencionales e internas”.

Así fue que lo despidieron con causa. El trabajador demandó a la compañía y la Justicia le dio la razón y ordenó que se lo indemnice.

recursos humanos 2
El empleado envió un e-mail a sus superiores reclamando modificaciones relativas al uso de vehículos de la compañía y por cuestiones con el comedor, usando lenguaje vulgar.

La explicación de los jueces es que se probó que entre el demandante y sus superiores “existió una relación que excedió el estricto trato laboral ya que tuvo por demostrado que a lo largo del vínculo compartieron fiestas, eventos, partidos de fútbol, etcétera”, y desde esa perspectiva, juzgó desproporcionada la medida.

El texto habla de que “más allá de la reprochabilidad que pudiera efectuársele al accionante en relación a los términos poco decorosos en los que se dirigió”, se acreditó en la causa “que era ése el tipo de trato que se dispensaban”.


Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Escrito por Pablo Petovel

Periodista y redactor publicitario argentino. Especialista en artículos relacionados con consumo, marcas, economía doméstica, publicidad y marketing en puntos de venta.

2777 posts